Science: La clonación presenta hoy graves límites

Los genes se expresan de manera imprevista

| 402 hits

NUEVA YORK, 6 julio 2001 (ZENIT.org).- La clonación no es una técnica segura; así lo sostienen las conclusiones de un estudio con ratones publicado en la última edición de «Science».



Experimentos realizados con roedores por investigadores estadounidenses han revelado que clones de apariencia normal pueden esconder serias anomalías genéticas. El descubrimiento introduce una nueva señal de alarma respecto de los riesgos que plantea la clonación humana.

La posibilidad de clonar organismos superiores es motivo de controversia, en especial desde la aparición en 1998 de la oveja Dolly, el primer mamífero clonado a partir de una célula de animal adulto.

Hasta ahora, algunos científicos habían manifestado sus sospechas ante la posibilidad de que los clones pudieran presentar graves alteraciones en su constitución genética. El trabajo realizado por los expertos de la Universidad de Hawai y el Whitehead Institute for Biomedical Research (EE. UU.) apoya estas reservas.

Un examen detallado de los ratones clonados en sus laboratorios a partir de células madre embrionarias revela la existencia de anormalidades genéticas subyacentes.

Los animales estudiados se distinguen por una mortalidad precoz. Al analizar la causa, los científicos han descubierto diversas anomalías en ciertos genes de animales clonados. El cultivo de las células utilizadas ha tropezado con dificultades. Al dividirse, sus genes tienden a expresarse de forma aberrante.
ZS01070607