Se clausura hoy el pabellón de la Santa Sede en la Exposición Universal de Hannover

Con dos millones de visitantes, la estructura servirá de centro parroquial en Letonia

| 276 hits

HANNOVER, 30 oct (ZENIT.org).- Cae el telón sobre la Exposición Internacional de Hannover. El próximo martes termina la gran feria mundial y, con ella, el pabellón de la Santa Sede cierra sus puertas.



Ahora bien, esto no significa que este pabellón haya terminado sus días: la estructura será desmontada y reconstruida en Liepaja, Letonia, donde servirá como centro parroquial.

La «entrega» del pabellón, durante su ceremonia de clausura, ha sido simbolizada por el encuentro del nuncio apostólico en Alemania, el arzobispo Giovanni Lajolo, y el obispo de la diócesis letona, monseñor Brumanis. Monseñor Antonio Filippazzi --consejero de la nunciatura en Alemania y principal organizador del Pabellón vaticano-- ha hecho un balance ante los micrófonos de «Radio Vaticano» de los resultados obtenidos.

--Ante todo, ¿cuánta gente ha visitado este pabellón de la Santa Sede?

--Se calcula que el número de visitantes a la Expo en general es de unos 17 millones. El Pabellón de la Santa Sede ha superado los dos millones de visitantes: por tanto, más de 10% de los visitantes de la Expo han pasado por el pabellón.

--¿Qué es lo que han los visitantes del pabellón vaticano?

--El Pabellón estaba constituido por una exposición permanente que presenta cinco temas de la doctrina social: la familia, el niño, la mujer, la justicia, la paz y la dignidad humana, en particular, la dignidad de la persona que sufre.

En el centro esta colocado el Mandilion, antiguo icono de Cristo, para recordar que la Iglesia no sólo tiene un compromiso humanitario, sino que su misión comienza en Cristo y termina en Cristo. Junto a la muestra, hemos ofrecido un programa de encuentros y mesas redondas: una serie de debates llamados «Conversaciones vaticanas», porque a menudo estaba presente un representantes de la Santa Sede.

La semana pasada, por ejemplo, intervino el arzobispo Jean-Louis Tauran, «ministro» de Asuntos Exteriores vaticano (secretario para las Relaciones con los Estados), quien debatió sobre los derechos humanos con el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania Joschka Fischer. En otra ocasión, al afrontar el tema del diálogo entre las religiones tuvimos un debate entre cardenal Francis Arinze, presidente del Consejo Pontificio Interreligioso y el editor inglés de origen judío Lord Weidenfeld. Hemos querido atraer la atención de los visitantes sobre algunos temas concertados con aquellos que son vitales para la Iglesia cuando se habla del futuro de la humanidad.

--¿Cuál es el recuerdo que le quedará de estos meses de trabajo?

--Puedo recordar, quizá, la Jornada de la Santa Sede en la Expo, en junio. Vino de Roma el cardenal secretario de Estado, Angelo Sodano. Aquél día verdaderamente la Expo reunió a la Santa Sede y la Iglesia en Alemania. A parte de las personalidades que acompañaban al cardenal, había 300 sacerdotes de la diócesis en la que se encuentra la Expo, Hannover. Aquél día verdaderamente fue como si Roma se hubiera trasladado a Hannover.