Se inflama el debate sobre la libertad de información en Polonia

Falsas acusaciones de antisemitismo contra Radio Maryja y la TV Trwam

| 1464 hits

Por la redacción de ZENIT

ROMA, jueves 21 junio 2012 (ZENIT.org).- Tras una noticia de ZENIT sobre la discriminación de medios católicos en las concesiones digitales en Polonia, se han producido llamativas reacciones en ambientes parlamentarios europeos.

El lunes 18 de junio ZENIT publicó la noticia de movilización de los católicos polacos en defensa del pluralismo de los medios de comunicación en Polonia (http://www.zenit.org/article-42498?l=spanish).

Sucedió que el 5 de junio en Bruselas un grupo de políticos polacos, encabezado por el profesor Mirosław Piotrowski organizó en el Parlamento Europeo una audición pública (public hearing), para dar a conocer al mundo la historia de la discriminación de la TV Trwam, la única televisión católica en Polonia.

Entre los invitados del Parlamento estaba también el padre Tadeusz Rydzyk, director de Radio Maryja y de la TV Trwam. La iniciativa tuvo un notable éxito teniendo en cuenta el número de los participantes y también la consistente presencia de europarlamentarios, movidos solo por el deseo de "vigilar sobre el respeto de la libertad y del pluralismo de los medios de comunicación", principio que está en la base de toda auténtica democracia.

La iniciativa, que ha desvelado a la opinión pública mundial la discriminación de la televisión católica en Polonia, ha suscitado los prejuicios y las iras de los ambientes anticatólicos.

La europarlamentaria británica Marina Yannakoudakis ha escrito y enviado una carta al profesor Piotrowski reprochándole haber organizado la audición pública y por haber enviado al Parlamento Europeo al padre Tadeusz Rydzyk, que, a su juicio, promueve las ideas "antisemitas y xenófobas". La europarlamentarias británica ha intimado al profesor Piotrowski a "no hacerlo nunca más".

Sobre el mismo tema, el diario británico The Guardian ha publicado un artículo de Raajev Syal retomando las acusaciones de Yannakoudakis, contra Rydzyk. (http://www.guardian.co.uk/world/2012/jun/11/tories-european-split-priest-antisemitism).

Es impresionante descubrir que las acusaciones de antisemitismo y de xenofobia no se fundan en hechos objetivos. Las personas que mueven los ataques en efecto no son capaces de proporcionar ninguna prueba sobre el fundamento de sus acusaciones.

Según los parlamentarios polacos, se trata de una vil maniobra para colgar la infamante etiqueta de "antisemita" a la persona que se considera incómoda o a un adversario político o ideológico.

Se trata de una etiqueta indeleble, que nadie osa discutir para no ser, el mismo, tachado de antisemitismo.

Pero, en este caso, la acusación de antisemitismo es especialmente injusta y sin fundamento.

En efecto, nadie ha sabido nunca demostrar, con pruebas y hechos, actitudes antisemitas en los progremas de Radio Maryja. En Polonia, el antisemitismo está prohibido por la ley y los eventuales transgresores son perseguibles por ley.

Todos los casos de denuncias y expuestos a la magistratura contra Radio Maryja se han siempre revelado infundados.

Más bien hay que subrayar que, gracias a los programas promovidos por Radio Maryja, se han dado numerosísimos testimonios de judíos que han contado cómo han sido salvados y protegidos por los católicos, durante la Segunda Guerra Mundial.

No es casualidad que, en el museo de la memoria de Yad Vashem, el más alto número de Justos entre las Naciones sea católico y de nacionalidad polaca.

Son 6.195 los polacos de mayoría católica que han salvado del holocausto a decenas de miles de judíos.

Los testimonios han sido recogidos y publicados en el libro titulado "Dignos hijos de nuestra Patria", que gracias a la intervención del embajador de Israel en Polonia se encuentra hoy en el museo Yad Vashem, en Jerusalén.

A propósito de las injustas y falsas acusaciones de antisemitismo, dirigidas contra Radio Maryja, es digno de nota el hecho de que los sociólogos de la Universidad de Varsovia, bajo la dirección del profesor Ireneusz Krzemiński, en octubre de 2009, llegaron a la conclusión de que Radio Maryja no promueve ni el antisemitismo ni el nacionalismo y sus oyentes se distinguen por una fe auténtica.

El análisis sociológico fue llevado a cabo sobre la base de muchos programas seleccionados de Radio Maryja y de los artículos publicados en los últimos años en el diario Gazeta Wyborcza.