Se publica en facsímil un texto sinagogal conservado en la catedral de Madrid

''El Rollo de Ester'' será presentado por investigadores y expertos

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1498 hits

El Centro Sefarad-Israel, Centro de Estudios Judeo-Cristianos, y la Universidad de San Dámaso cooperan en la presentación del facsímil de El Rollo de Ester. Ignacio Carbajosa, investigador diocesano que ha editado el facsímil, y Moshé Bendahan, rabino jefe de la Comunidad judía de Madrid, son algunos de los especialistas que participarán en este acontecimiento.

La presentación estará a cargo de Ignacio Carbajosa, editor del facsímil, de la Universidad de San Dámaso y y Luis Vegas Montaner, catedrático de lengua y literatura hebreas, de la Universidad Complutense de Madrid, colaborador del Centro de Estudios Judeo-Cristianos. Modera este primer acto Florentino Portero, director del centro Sefarad-Israel.

Posteriormente tendrá lugar una mesa redonda titulada “Contar y revivir la historia sagrada”, con la participación de Javier Prades López, rector de la Universidad San Dámaso; Moshé Bendahan, rabino jefe de la comunidad judía de Madrid; José Jiménez Lozano, Premio Cervantes, autor del relato El paseante, o Ester recontada. Moderará la mesa Jon Juaristi, director general de Universidades de la Comunidad de Madrid.

El Rollo o Megillah

El libro de Ester pertenece a los cinco Megillot o rollos (Cantar de los Cantares, Rut, Lamentaciones, Qohélet y Ester) que se leen en las cinco grandes fiestas judías.

En concreto, el libro de Ester se lee en la fiesta de Purim. Ya muy pronto, el nombre genérico de la Megillah (el rollo) se impuso para denominar al libro de Ester. Todavía hoy se conserva la costumbre de leer en la sinagoga, por la fiesta de Purim, el libro de Ester en el formato de rollo.

El rollo de Ester de la Catedral de Madrid tiene una longitud de 190 centímetros y una altura de 18,5 centímetros. Está compuesto de cuatro hojas de pergamino cosidas entre sí, de una longitud aproximada de 50 centímetros cada una.

Los pliegos de pergamino están cosidos usando los dobleces (de aproximadamente un 1 centímetro) practicados al principio y al final de cada hoja (doblados hacia la parte no escrita) por lo que se pierden algunos centímetros de material para la escritura.

Todo el manuscrito, exceptuando un pequeño ribete superior de 1,5 centímetros de alto, y otro inferior de 0,4 centímetros, está ricamente iluminado, con colores muy vivos.

Un deán políglota del siglo XIX

José Fernández Montaña fue el segundo deán de la Catedral de San Isidro, de la diócesis de Madrid, una vez que esta se segregó de la archidiócesis de Toledo (1885). Nacido en Miudes (Asturias) en 1842, Fernández Montaña comienza sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Oviedo y los termina en el Colegio de Ciencias Eclesiásticas de El Escorial, lugar en el que recibe la ordenación presbiteral. Ya en el período de estudios muestra unas altísimas dotes para el trabajo intelectual, especialmente para las lenguas, tanto modernas como antiguas o clásicas. Llegará a dominar el inglés, francés, italiano, alemán y ruso, y, por lo que respecta a las lenguas antiguas, latín, griego, hebreo, arameo, siríaco y árabe.

Su biblioteca particular, que se conserva en la Catedral de Madrid, da fe de esta erudición, a través de las Biblias políglotas.

La biografía intelectual del Padre Montaña, como era conocido, hace que el descubrimiento de un rollo sinagogal en hebreo dentro de su legado no deba causar excesiva sorpresa. Sin embargo, es difícil determinar el origen de este manuscrito, dado que sale ahora a la luz, 75 años desde la muerte del famoso políglota, sin ninguna noticia sobre su proveniencia. La hipótesis más plausible es que el rollo que estudiamos fuera una adquisición (más bien tardía) del Padre Montaña, un hombre con muchos contactos en los ámbitos académicos europeos, y que tuviera su origen en Italia.

El acto tendrá lugar el martes 19 de febrero a las 19 horas en el Palacio de Cañete, Mayor, 69.