Seguidores del islam y ortodoxos ayunaron y rezaron como pidió el papa

El nuncio en Siria: 'La gente siguió al santo padre con esperanza'. Declaraciones del presidente de Iran Human Rights

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1662 hits

En la catedral griego-católica melquita de Damasco se reunieron para la vigilia del sábado, obispos católicos, ortodoxos juntos a algunos representantes del gobierno, del parlamento y de la comunidad musulmana, indicó el arzobispo Mario Zenario, nuncio apostólico en Siria en una entrevista concedida a la Radio Vaticano. Y añadió que "en las diversas comunidades religiosas, cada una elaboró un programa de oración según las propias posibilidades porque como se sabe en algunas zonas es difícil hacer una vigilia de oración". 

El nuncio consideró que la vigilia tendrá un fuerte impacto: "Veo aquí en el lugar que la iniciativa del papa y sus palabras tuvieron un eco extraordinario". y Concluyó: "Quiero pensar que en todo el mundo tendrá sin lugar a dudas un eco positivo que podrá pesar en ciertas decisiones".

De otro lado los ciudadanos iraníes en todo el mundo, seguidores del islam chiíta, cristianos, de fe Bahai, o laicos, todos miembros de la organización “Iran Rights Watch” se propusieron rezar y ayunar el sábado de forma privada, por la paz en Siria, especialmente en solidaridad con el pueblo sirio. Lo ha informado a la Agencia Fides el activista iraní Mahmood Amiry-Moghaddam, presidente de la organización no gubernamental “Iran Human Rights”, que promueve los derechos humanos y las libertades en Irán.

La Ong Iran Rights Watch, que reúne a muchos iraníes en la diáspora, indicó que “valora el gesto simbólico de Papa Francisco" Y reafirmó “la preocupación por la situación de Siria, que desgraciadamente ha sido abandonada a sí misma por parte de la comunidad internacional”. Mahmood Amiry-Moghaddam en declaraciones a Fides indicó que: “Después de muchos crímenes atroces cometidos en esa tierra y el uso de armas químicas, no podemos permanecer indiferentes. Hay que hacer algo, hay que rescatas al pueblo sirio”.

“La guerra es una aventura sin retorno - continúa - la comunidad internacional no puede quedarse al margen y observar pasivamente el inmenso sufrimiento del pueblo sirio. Todos estamos de acuerdo con el Papa en evitar una intervención militar en Siria, pero son necesarios esfuerzos concretos para una solución política. Por desgracia, hoy Siria está en el centro de varias presiones políticas cruzadas y el asunto se ha vuelto muy complicado”.


En relación con el contexto iraní, el líder de la organización no gubernamental dice: “No creo que el nuevo presidente iraní Rouhani pueda de alguna manera cambiar la política exterior de la República Islámica, ya que es el líder espiritual supremo quién decide”.