Según un informe de la ONU, los preservativos no son la respuesta al sida

Los cambios de conducta tienden a la monogamia

| 1148 hits

NUEVA YORK, 28 junio 2002 (ZENIT.org).- Según un informe de Naciones Unidas, hecho público el pasado 23 de junio, el esfuerzo masivo de la ONU para proveer al mundo de preservativos, en un intento de frenar la expansión del VIH/sida, ha fracasado.



Después de un exhaustivo análisis de los datos de los países en vías de desarrollo en todo el mundo, la División de Población del Departamento de la ONU para Asuntos Económicos y Sociales ha llegado a la conclusión de que la disponibilidad actual de condones no ha alterado significativamente la conducta sexual.

El Catholic Family & Human Rights Institute [ http://www.c-fam.org ] ha dado la noticia y la ha comentado.

En «VIH/sida, Concienciación y Conducta», la División de Población afirma con contundencia que «se han realizado muchos esfuerzos en promover el uso de preservativos como parte de la prevención del sida. Sin embargo, a través de los años, el preservativo no se ha hecho más popular entre las parejas».

El informe llega a afirmar que, a pesar de la conocida expansión del sida y el fácil acceso a los preservativos, «sólo un pequeño porcentaje de encuestados empezaron a usar preservativos para evitar la trasmisión del VIH. Menos del 8% de mujeres de todos los países estudiados indicaron que habían cambiado su conducta usando preservativos. Entre las mujeres casadas, el porcentaje era especialmente bajo».

El informe afirma que la mayoría de las mujeres desean hijos y por ello no quieren usar profilácticos que también actúan como contraceptivos. El informe indica que «en un número de países de África occidental y central, la dificultad de promover el uso de condones reside en el hecho de que la gran mayoría de las mujeres que son sexualmente activas desean quedarse embarazadas; por lo tanto, no es probable que recurran a usar el preservativo».

El informe indica que el único cambio de conducta significativo ha sido hacia más relaciones monógamas. El informe explica que «entre aquellos encuestados, tanto hombres como mujeres, que cambiaron su conducta, el cambio más frecuentemente citado tenía que ver con la reducción de la actividad sexual a la relación con una persona».

El estudio también concluye que «en varios países, un número significativo de hombres informaron de que habían interrumpido los contactos sexuales con prostitutas para evitar quedar infectados».

El 24 de mayo, el secretario general de la ONU Kofi Annan nombró a la ex presidenta del UNFPA Nafis Sadik su enviada especial para el VIH/sida en Asia. Bajo la dirección de Sadik, el UNFPA ha sido el mayor proveedor de preservativos del mundo, y el programa de prevención del sida del UNFPA se centró sobre todo en la promoción del uso del preservativo.

No está claro cómo Sadik integrará las conclusiones del informe de la División de Población en su nueva iniciativa. Según una nota de prensa de la ONU, Sadik será responsable del lanzamiento y dirección de «una respuesta amplia y multisectorial al VIH/sida» en toda Asia.