Segundo día del Consejo de cardenales

No son delegados continentales, sino personas de confianza del papa. Hoy el santo padre participa solamente por la tarde debido a la audiencia general de esta mañana

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 913 hits

La reunión del Consejo de Cardenales que se celebra en el Vaticano del 1 al 3 de octubre ha tenido hoy su segunda sesión y por ello es aún noticia.

 El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, indicó que "los miembros del Consejo antes de comenzar la reunión han concelebrado la santa misa junto al papa en la capilla de la residencia de Santa Marta".

El portavoz añadió que ayer por la mañana el primer encuentro se realizó en la Tercera loggia del apartamento papal, en cambio "hoy han decidido realizarlo en la Casa de Santa Marta, donde todos ellos residen".

"Las reuniones --prosiguió Lombardi-- tienen lugar en una pequeña sala, no lejos de la capilla, para facilitar logísticamente los trabajos y no tener que trasladarse al Palacio apostólico y el horario es intenso: por la mañana de 9 a 12, 30 y por la tarde de las 16 a las 19". El Papa Francisco participó en la sesión matutina y vespertina del martes. Hoy no ha estado presente a causa de la audiencia general, pero esta tarde y mañana el Consejo contará con su presencia.

El portavoz ha indicado que hoy miércoles, el Consejo ha reanudado sus trabajos tocando argumentos como la reforma de la Curia en sus varios aspectos, la función de la Secretaría de Estado, la relación de los dicasterios entre sí y con el Santo Padre. Ha habido muchas sugerencias y aportaciones. "Es un trabajo a largo término; no hay que esperar conclusiones a tiempo breve o en el curso de estas jornadas”, ha especificado Lombardi.

La importancia de instituir el Consejo de Cardenales con un manuscrito

El padre Lombardi indicó que el santo padre además ha puesto de relieve el significado del quirógrafo o manuscrito con el que instituyó el pasado lunes el Consejo de Cardenales porque es “un documento oficial que institucionaliza el Consejo dotándolo de un estatus jurídico y le garantiza estabilidad para seguir trabajando también después de esta reunión”.

No son delegados continentales

También ha especificado que los miembros no son “delegados continentales”, sino componentes del colegio episcopal que son también cardenales y cuentan con una rica experiencia pastoral ya que proceden de grandes diócesis. El Santo Padre los ha elegido por eso, pero no son delegados de los episcopados de las diversas partes del mundo. “Todos ellos -ha proseguido- son personas que gozan de gran confianza y aprecio por parte del papa, con las que él está en sintonía y siente que sus consejos pueden ayudarle a proseguir en la línea que retiene justa para el gobierno de la Iglesia. Este no es un hecho indiferente porque la confianza y el aprecio facilitan el clima de serenidad y naturaleza del diálogo”.

El martes fue la primera reunión

La primera reunión, ayer por la mañana, se abrió con una introducción del papa y después una reflexión sobre la eclesiología a partir del Concilio Vaticano II, de lo que se desprende que el carácter de los encuentros no apunta solo a la organización y la eficiencia de una institución, sino que se sitúa "en una visión de la Iglesia teológica y espiritual, inspirada en la eclesiología del Vaticano II y en su actuación".

“Naturalmente --ha especificado el padre Lombardi-- esto no se consigue con una mesa redonda de una mañana, pero indica la perspectiva en que los miembros del Consejo se sitúan. Han reflexionado sobre algunos temas que ya planteaba el Concilio: como reavivar y refrescar la relación entre Iglesia universal y local; han hablado de comunión y colegialidad, de una Iglesia de los pobres, del papel de los laicos... Todos puntos del Concilio presentes como telón de fondo. A la luz de esto se razona después sobre las estructuras de gobierno”.

Cada uno de los participantes ha presentado una síntesis de las sugerencias recibidas, y ha aportado materiales, apuntes que forman parte de la documentación común de trabajo del Consejo y se ha llevado a cabo una clasificación de los grandes temas que hay que afrontar, no solo en esta sesión sino en las sucesivas. La sesión de tarde estuvo dedicada al Sínodo de los obispos y contó con la participación del nuevo secretario de esa institución, monseñor Baldisseri.

“Es un tema prioritario, sea por la participación del episcopado a través del Sínodo en la vida de la Iglesia, que por la urgencia de precisar cual será el el próximo sínodo e iniciar su preparación. Probablemente dentro de pocos días lo sabremos. No sabemos, en cambio si será un Sínodo ordinario o extraordinario”, ha añadido Lombardi, precisando que el papa había hecho “referencia a un tema de carácter antropológico: La familia a la luz del Evangelio, pero todavía no es preciso.

El santo padre ha dicho también que temas de relieve como la pastoral familiar y matrimonial estarán al orden del día de la actividad de la Iglesia en los próximos tiempos.