Seis mil esclavos liberados en Sudán

Rescatados por «Christian Solidarity International»

| 590 hits

ROMA, 22 abril 2002 (ZENIT.org).- Seis mil esclavos han sido liberados en Sudán mediante la acción realizada por la organización humanitaria «Christian Solidarity International» (CSI).



Unas semanas después de completar una audaz misión de redención de esclavos, CSI ha vuelto a Sudán el 6 de abril para un viaje de investigación. Esta vez se sumaron a la expedición el profesor de la Tufts University Tommy Calvert y la reverenda Gloria White Hammond, ministra protestante de la Iglesia Bethel AME en Boston.

Durante el viaje, la red de rescatadores árabes del CSI, que arriesgan sus vidas para rescatar mujeres y niños, lograron la redención de 3.000 esclavos. Otros 3.000 esclavos fueron liberados voluntariamente por sus amos, como parte de un acuerdo de paz propiciado por CSI entre las tribus árabes y africanas.

«Ha habido muchos momentos en los que me sentí agobiado --dijo Hammond a su regreso--. Pero me sentí muy animado por esta gente que, a pesar de lo que les está sucediendo, tienen amor por la vida y desean reconstruir sus comunidades».

Mientras estuvo en Sudan, Hammond, que es también pediatra, prestó atención médica a los esclavos, desfigurados por los abusos de sus propietarios.

Calvert describió su encuentro con un chico de 11 años al que había sido cortada la nariz por perder una vaca. Otros casos que pudo testimoniar son el de un muchacho que había sido golpeado de tal manera que su espalda deformada está empezando a bloquear sus pulmones; y las docenas de chicas adolescentes que han sido violadas por bandas y mutiladas genitalmente.

«Me encontré con víctimas de algunas de las peores atrocidades del mundo», indicó.

En 1999, Calvert lanzó una campaña de llevada a cabo por estudiantes que tiene por objetivo las empresas que invierten en Sudán, en particular contra Talisman Energy, una petrolera canadiense cuya asociación con el Gobierno sudanés alimenta las incursiones para hacer esclavos y el genocidio.

En respuesta a la protesta organizada por Calvert, el fondo de pensiones de profesores TIAA-CREF, el más grande fondo del mundo, abandonó sus inversiones en Talisman.

El 11 de abril, Calvert pudo ver de primera mano la destrucción realizada por los campos de petróleo, mientras que el equipo del CSI redimía a 700 esclavos en la región petrolífera de Alto Nilo Occidental.

«En respuesta a nuestras protestas en contra de estas inversiones en Talisman afirmaba siempre que la vida era buena en torno a sus torres de perforación --subrayó Calvert--. Pero justamente yo me encontré con cientos de mujeres y niños que pedían algo diferente. Los inversores occidentales deben comprender que sus acciones en Talisman financian directamente un genocidio contra civiles africanos. Invertir en Talisman es invertir en terrorismo».

«Volveré a Sudán con un ministro, un físico, un activista y una madre --revela Hammond--. Tenemos que explorar más el trauma físico y psicológico sufrido por las mujeres esclavizadas, así como el proceso de reintegración en sus comunidades cuando vuelven a casa».