Semana Santa, tiempo de misión

Cuando los laicos hacen las maletas y se van a evangelizar

| 2162 hits

MEDELLÍN, martes 19 de abril de 2011 (ZENIT.org).- Desde siempre, la Iglesia intensifica su evangelización en tiempos fuertes litúrgicos, como la Semana Santa. Las misiones populares, procesiones, viacrucis, y otras formas de religiosidad popular llenan este tiempo litúrgico.

Cada vez hay más laicos implicados en misiones. Desde quienes las realizan por carisma de sus respectivos movimientos, hasta quienes, participando de la misión evangelizadora de la Iglesia, desean despertar a ese "gigante dormido" que son los seglares en las comunidades católicas.

Como cada Semana Santa y Navidad, cerca de veinte laicos misioneros, pertenecientes a los misioneros javerianos de Yarumal, partirán a partir de este viernes 15 de abril, desde Medellín hacia diferentes lugares de Colombia como Armero-Guayabal (Tolima), Belén de Bajirá(Mutatá-Antioquia), Yacopí (Cundinamarca) e Itsmina (Chocó).

Tras un período de formación intensa y "con el corazón alegre por ir y servir a sus hermanos más lejanos y que viven en situaciones de extrema pobreza estos laicos, en su mayoría profesionales, optan por vivir esta Semana Santa de una manera diferente", afirman los organizadores en nota enviada a ZENIT.

"Estarán a la orilla de los ríos, entre las inmensas veredas de la geografía nacional, visitando casas sencillas y pobres, acompañando el dolor de muchos enfermos y la esperanza de los niños y de los jóvenes, promoviendo el desarrollo integral de las comunidades y también celebrando con las comunidades la Vida, Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús”, porque son conscientes de que a Jesús hay que promoverlo, divulgarlo, darlo a conocer, para que otras personas también hagan lo mismo, afirman estos seglares comprometidos con la tarea misionera.

Según comunica Jorge Hernán Jaramillo, coordinador de los laicos misioneros, “estamos en un tiempo fuerte en la Iglesia, donde todos tenemos un puesto y una misión: conocer y hacer que las demás personas se acerquen y conozcan al Redentor".

"Es preciso --añade- volver la mirada en Jesús y convidar a los demás hermanos a hacer lo mismo, eso es tarea del misionero: hacer todo lo posible para que en toda la tierra se ame a Jesucristo”.

Por eso los laicos misioneros javerianos de Yarumal aprovecharán esta Semana Santa para internarse en medio de tantos grupos humanos.

Junto a la evangelización y las celebraciones litúrgicas, ayudarán a que la gente tenga mejor calidad de vida. Es un voluntariado donde se promueve con hechos la afirmación eclesial de que “cada bautizado es un misionero”.

Por otra parte, un aspecto de la nueva evangelización es la pastoral urbana. El Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos de México y el Instituto Monseñor Raspanti organizan un curso de Piedad Popular y Catequesis. Constará de seis encuentros impartidos por los sacerdotes Jorge Seibold y Osvaldo Napoli.

Para más información: pastoralurbana.wordpress.com/2011/04/04/curso-de-piedad-popular.