Sexta ronda de conversaciones entre católicos y pentecostales

La primera reunión terminó ayer en Roma

| 1800 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 17 de junio de 2011 (ZENIT.org).- El Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos ha anunciado el inicio de la sexta ronda de conversaciones con los representantes de movimientos pentecostales en este comunicado enviado a ZENIT.

Católicos y pentecostales: sexta ronda de conversaciones

Roma, 10-16 de junio de 2011

El diálogo internacional entre el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y algunos representantes clásicos pentecostales e iglesias ha inaugurado la sexta fase de sus conversaciones en Roma, del 10 al 16 de junio. El tema general para este quinquenio es “Carismas en la Iglesia: su significado espiritual, discernimiento, e implicaciones pastorales”.

El diálogo, comenzado en 1972, no busca establecer la unidad estructural. Su objetivo consiste en promover el mutuo respeto y entendimiento en materias de fe y vida. Un genuino y franco intercambio sobre posiciones y costumbres de las perspectivas tradiciones ha caracterizado y guiado las conversaciones, que incluyen momentos diarios de oración en común.

Copresidentes del diálogo son monseñor Michael Burbidge, obispo de Raleigh, en Estados Unidos, y el reverendo Cecil M. Robeck, profesor de la Historia de la Iglesia y Ecumenismo en el seminario teológico Fuller de las Asambleas de Dios, en Pasadena, Estados Unidos.

Monseñor Burbidge ha declarado: “Me siento verdaderamente honrado de haber sido nombrado copresidente de este proceso de diálogo. Nuestro trabajo y conversaciones de esta semana han llevado a católicos y pentecostales a un entendimiento más profundo y a apreciar elementos de terreno común que compartimos sobre los carismas del Espíritu Santo. En la medida en que avanzaremos en este diálogo en los años futuros, renovaremos nuestro compromiso para discutir con respeto los desafíos que tenemos ante nosotros, buscando y rezando por la unidad como hermanos y hermanas en Cristo”.

El reverendo Robeck afirmó: “El Diálogo Internacional Catolico-Pentecostal ha abierto el camino a muchas conversaciones y diálogos que implican a los pentecostales. El ecumenismo ha pasado del nivel del miedo y de la animosidad al del respeto y apertura entre muchos grupos pentecostales. Esta ronda, centrada en dones o carismas del Espíritu Santo, debería constituir un avance para señalar las áreas de terreno común en la vida y el ministerio”.

El tema de esta primera sesión fue “Carismas en la Iglesia: Nuestro terreno común”. Presentó la perspectiva católica la intervención de la doctora Teresa Francesca Rossi, directora asociada del Centro Pro Unione y profesora de la Universidad Pontificia Santo Tomás de Aquino en Roma.

Una perspectiva pentecostal fue presentada por el reverendo Keith Warrington, vicepresidente y director de estudios doctorales en el Regents Theological College (Reino Unido). Otros temas de la agenda para esta sexta fase son: discernimiento (2012), sanación (2013) y profecía (2014). Se espera concluir un informe final para el año 2015.

Los participantes apreciaron la cálida y abierta atmósfera y se alegraron por el signficativo terreno común que se identificó, a pesar de las diferencias entre las dos tradiciones. Ambos, católicos y pentecostales, reconocen la abundancia de dones del Espíritu Santo, y que la Iglesia tiene un papel que desempeñar en el discernimiento sobre su ejercicio.

Los equipos han examinado los fundamentos bíblicos de los carismas y han recibido una visión histórica y teológica de argumento. Se han afrontado temas como la espontaneidad o permanencia de los dones, su carácter ordinario o extraordinario, y los papeles del clero y de los laicos. Se ha hecho también referencia a las actuales situaciones en nuestras respectivas comunidades cristianas en las diferentes regiones del mundo. El dialogo comenzará su trabajo el próximo año estudiando el papel del discernimiento a la hora de identificar y ejercer los dones del Espíritu Santo.

En este año, la sesión fue acogida por el equipo católico. Los participantes rindieron culto juntos en el domingo de Pentecostés en la Santa Misa presidida por Benedicto XVI en la basílica de San Pedro. Sin duda, como subrayó el papa en su homilía: “el Espíritu Santo anima a la Iglesia. Ésta no procede de la voluntad humana, de la reflexión, de la habilidad del hombre y de su capacidad organizativa, ya que si fuese así ya se habría extinguido desde hacía tiempo, como sucede con todo lo humano. Ésta en cambio es el Cuerpo de Cristo, animado por el Espíritu Santo”. Durante la audiencia general del 15 de junio de 2011, el papa reconoció la presencia de los participantes en el diálogo con estas palabras: “Doy la bienvenida a los miembros del Diálogo Internacional Católico-Pentecostal y ofrezco mi recuerdo en la oración con mis mejores deseos para la próxima fase de su trabajo”.

Otros delegados de iglesias pentecostales clásicas fueron: el reverendo Nino González, superintendente del Distrito para habla hispana de las Asambleas de Dios del Sudeste de Estados Unidos; el reverendo S. David Moore, director ejecutivo del Centro John Perkins para la Transformación de la Comunidad Cristiana en la Patten University (Iglesia Internacional del Evangelio Cuadrangular, Estados Unidos); el reverendo Opoku Onyinah, presidente de la Iglesia de Pentecostés y presidente del Consejo Pentecostal de Gana; el reverendo Joseph Suico, secretario general y director de las Misiones Mundiales para el Consejo General de las Asambleas de Dios en Filipinas; el reverendo Paul van der Laan, de las Iglesias Unidas Pentecosales y Evangélicas (Países Bajos); y el reverendo David Cole, de las Iglesias Bíblicas Abiertas (Canadá), que funge como co-secretario. En esta sesión, los observadores fueron el doctor Daniel Ramírez (Universidad de Michigan, Estados Unidos) y la señora Karen Jorgenson Murphy (de las Asambleas de Dios, Estados Unidos).

Delegados del equipo católico han sido: el doctor Ralph Del Colle (de la Universidad Marquette de Milwaukee, Estados Unidos); sor Maria Ko, F.M.A. (del Seminario Espíritu Santo, Hong Kong, China); el padre Marcial Maçaneiro, SCJ (Facultad Dehoniana, Brasil), y monseñor Juan Usma Gómez (del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, de origen colombiano), que funge como secretario.

[Traducción del origina inglés realizada por Jesús Colina]