SIDA: El Papa destaca el testimonio de los que cuidan a los enfermos

En un mensaje a los obispos de Tanzania, elogia la labor de cuantos se esfuerzan en educar en la responsabilidad sexual y la castidad

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 582 hits

El papa Francisco ha recibido esta mañana en audiencia a los obispos de la Conferencia Episcopal de Tanzania en visita “ad Limina”. El Santo Padre elogió en su discurso el testimonio de los trabajadores sanitarios que “cuidan de los enfermos de VIH/SIDA, y de todos los que se esfuerzan en educar a la gente en la responsabilidad sexual y la castidad”.

Tratando el tema de la familia, el Pontífice afirmó que “mediante la promoción de la oración, la fidelidad matrimonial, la monogamia, la pureza y el humilde servicio de los demás dentro de las familias, la Iglesia sigue dando una valiosa contribución al bienestar social de Tanzania que, unido a su apostolado en ámbito educativo y sanitario, seguramente favorece la mayor estabilidad y el progreso del país”.

“Es difícil encontrar un servicio mejor que el ofrecido por Iglesia cuando da testimonio de su convicción de la santidad del don divino de la vida y del papel esencial que desempeñan las familias espirituales y estables en la preparación de las nuevas generaciones para vivir vidas virtuosas y para enfrentar la retos del futuro con sabiduría coraje y generosidad”, prosigue el Papa.

Para Francisco, “el don que las familias saludables representan se siente con especial vitalidad en África”. Y también recuerda que “el amor y la atención pastoral por la familia están en el corazón de la nueva evangelización”.

“La obra de evangelización en Tanzania --concluye el Santo Padre-- no es, entonces, simplemente un acontecimiento notable del pasado; no, sucede todos los días en el trabajo pastoral de la Iglesia en las parroquias, en la liturgia, en la recepción de los sacramentos, en el apostolado de la educación, en las iniciativas sanitarias, en la catequesis y en la vida de los cristianos corrientes”. 

Según las últimas estimaciones de ONUSIDA, en 2012 había 35,3 millones de personas viviendo con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) y desde el inicio de la pandemia del sida, unos 75 millones de personas han resultado infectadas.

El África subsahariana es la región del mundo con más infectados por VIH, 25 millones de personas, de los que 2,9 millones son niños, y con la cifra más alta de nuevas infecciones en 2012, 1,6 millones de personas (230.000 niños), y de muertes relacionadas con la enfermedad, cerca de 1,2 millones.

Le siguen la zona del Sudeste Asiático, con un total de 3,9 millones de infectados por VIH (200.000 niños); Latinoamérica con 1,5 millones de afectados (40.000 niños), y Europa y Norteamérica, ambos con 1,3 millones de infectados.

Del total de personas infectadas en el mundo con el VIH/SIDA, aproximadamente el 25 por ciento es atendida por alguna institución de la Iglesia católica, lo que la convierte en la institución más importante a nivel mundial en este tema. Este porcentaje aumenta en el caso de África, en donde la Iglesia cuida de casi el 50 por ciento de los enfermos.