Sigue el derramamiento de sangre cristiana en el norte de Nigeria

Más de 31 muertos en atentados a cinco iglesias

| 1468 hits

Por Godonu Anthony Gbenayon

ROMA, lunes 18 junio 2012 (ZENIT.org).- Los cristianos del norte de Nigeria siguen siendo sacudidos y golpeados con explosiones de bombas por los temidos jihadistas islámicos Boko Haram. El domingo, cristianos de cinco diferentes iglesias en el estado norteño de Kaduna fueron

sacudidos por explosiones de bombas cuando se reunían para ejercer su libertad religiosa en el culto del domingo, con el resultado de más de 31 muertos y varios heridos.

La agencia de gestión de la emergencia nacional en Nigeria, NEMA, dijo que dos de las explosiones tuvieron lugar en los distritos Wusasa y Sabon Gari de Zaria. “Hubo dos ataques simultáneos con bombas a iglesias en Nassarawa y Barnawa, al sur de Kaduna esta mañana. Todavía estamos recabando información de las víctimas”, dijo el portavos de NEMA en Kaduna, Aliyu Mohammed. Se informó de una tercera explosión en la cercana ciudad de Kaduna, la capital del estado.

Wusasa es el lugar de la primera iglesia que se construyó en el norte de Nigeria.

Un informe no confirmado de la agencia AFP afirma que hubo explosiones contra otras dos iglesias más en el estado, al sur de la ciudad de Kaduna, llevando el total de iglesias bombardeadas a cinco. Entre las muchas iglesias afectadas está la catedral católica de Cristo Rey y la iglesia de la Buena Noticia, en la ciudad de Kaduna.

Según una mujer herida que estaba en la iglesia de Wusasa, en el momento de la explosión, y que está recibiendo tratamiento en el hospital, “Mucha gente en la iglesia fue herida pero no vi muertos”.

“Fui cerca de la iglesia pero no pude acceder por el despliegue policial y militar alrededor”, dijo a AFP el residente Mahmud Hamza. “Desde donde yo estaba, pude ver la iglesia copletamente destrozada que todavía ardía por la explosión. Es obvio que había muertos dada la magnitud de los daños y el fuego”, añadió. Otro residente habló de cuerpos sacados fuera de la ruinas. Otros residentes dijeron que otras dos bombas en el sur de la ciudad habían provocado protestas en las calles por parte de jóvenes cristianos. Dijeron que la multitud hizo barricadas en las calles de las ciudades de Trijania, Gonin Gora y Sabon Tasha, atacando a los motoristas que parecían musulmanes.

Este es el tercer domingo que los cristianos están siendo asesinados mientras celebran el culto en sus iglesias. Previamente, Boko Haram reivindicó los atentados de cristiano pidiendo la introducción de la ley islámica en Nigeria, especialmente en la parte norte.

El gobierno federal de Nigeria parece haber perdido la idea de cómo afrontar estos incesantes atentados a cristianos por estos jihadistas islámicos, dado que poco o nada se ha hecho especialmente desde el atentado con bomba de Navidad, en diciembre del año pasado, cuando hubo muchos muertos y heridos, para detener esos asesinatos.