Siria: Ginebra 2 abra perspectivas de democracia y no una deriva islamista

Arzobispo siro católico teme la imposición de la sharía alentada desde la Conferencia. Recuerda que Los cristianos son ciudadanos de pleno derecho y no una minoría

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 352 hits

El arzobispo siro católico Jacques Behnan Hindo, titular de la eparquía de Hassaké-Nisibis, ha señalado que los cristianos “esperan que la Conferencia de Ginebra 2 abra perspectivas de democracia, libertad e igualdad para Siria”. Pero precisamente por ello se oponen a cualquier deriva islamista que pretenda imponer la sharia en el país, reduciendo la comunidad cristiana a la condición de “minoría protegida”.

Mons. Hindo ha indicado a la agencia Fides que “los cristianos se alegrarán si la mencionada revolución abrirá el camino hacia la democracia y la libertad”. “Pero ahora incluso los grupos de la oposición vinculados al Free Syrian Army -que se presentan como moderados en comparación con las formaciones yihadistas- se han unido bajo la bandera de los islamistas, y dicen que en la nueva Siria será aplicada la ley Sharia, porque eso es lo que quiere la mayoría. Esta es una perspectiva que los cristianos no pueden aceptar”, ha asegurado.

Según el arzobispo siro católico, “Estados Unidos, Arabia Saudita, Turquía promueven o aceptan una repetición en Siria de lo sucedido en Egipto, y hemos visto como terminó eso”. Muchos islamistas sirios están relacionados con las posiciones de los Hermanos Musulmanes. Pero los cristianos, ha explicado el prelado, no puede aceptar este paso hacia atrás que los reduciría a un gueto de minorías toleradas e incluso representaría una descomposición de la trayectoria histórica de la nación. En Siria, ha subrayado, “los cristianos siempre han sido una parte integral de la patria común, ciudadanos de pleno derecho, y no “minoría”. Después del protectorado francés, los sirios habían elegido un sistema laico y democrático, antes del inicio del régimen impuesto por el Partido Baath”. 

A todos aquellos que insisten en decir que los cristianos han tomado partido por el régimen de Al Assad, Mons. Jacques Behnan Hindo ha respondido con decisión: “Al comienzo las manifestaciones contra el gobierno exigían la libertad, la democracia, el fin de la corrupción. Luego vinieron desde fuera a robar la revolución. El pueblo sirio no quiere la barbarie y la tiranía disfrazada con palabras religiosas”. “Y entre dos males, es humano elegir siempre el menor”, ha concluido el arzobispo.

(RED/IV)