Siria: islámicos secuestran a 12 religiosas ortodoxas

Durante la irrupción de un grupo de hombres armados en el monasterio. El nuncio apostólico en Damasco pide oraciones

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1232 hits

 Los rebeldes islamistas han secuestrado esta tarde 12 monjas del monasterio griego ortodoxo de Santa Tecla, en Maalula (al norte de Damasco). La noticia fue confirmada por  Monseñor. Mario Zenari, el nuncio del Vaticano en Damasco en contacto con el Patriarcado ortodoxo griego, que a través del diplomático del Vaticano "hace un llamado a todos los católicos a orar por las religiosas".

Lo informó anoche la agencia de noticias Asia News, que citó al nuncio Zenari: "Los hombres armados irrumpieron esta tarde en el monasterio de Santa Tecla, en Maalula y por la fuerza tomaron a 12 religiosas". Ellas ahora marchan con un contingente de rebeldes islamistas en dirección a Yabrud, a unos 80 km al norte de la capital. Para el nuncio y la Iglesia ortodoxa griega de los motivos del acto no son todavía conocidas.

Los rebeldes del Free Syrian Army (Fsa) han invadido el pueblo el 5 de septiembre, derrotando a las tropas del régimen con el apoyo de la brigada al-Nousra vinculada a al-Qaeda. Después de tomar el control de la ciudad, los islamistas han comenzado a profanar los edificios cristianos y mataron a tres jóvenes católicos.

Toda la población cristiana, más de 3 mil personas, huyeron de sus hogares en busca de refugio en Bab Touma, el barrio cristiano de Damasco, mientras que algunos han llegado con sus familiares en el Líbano o los conventos de la Iglesia greco- católica de la zona. Hasta ahora, los únicos habitantes de Maaloula eran musulmanes y 40 monjas del monasterio de Santa Tecla, que se mantuvo en el pueblo para cuidar de decenas de niños que han quedado huérfanos.

Desde ayer Maaloula es el escenario de intensos combates entre el ejército y los rebeldes sirios, entre ellos muchos miembros de la milicia extremista Jabat-al-Nousra. Los enfrentamientos se concentran principalmente en la parte alta de la ciudad, la más antigua, sede del monasterio griego ortodoxo de Santa Tecla y los santos griego-católicos Sergio y Baco.

Desde aquí, los rebeldes lanzaron ataques continuos contra el ejército que controla la parte baja de la ciudad. Fuentes de AsiaNews hacen hincapié en que la lucha se intensifica: "El ejército quiere recuperar todos los pueblos al norte de Damasco y lanzó una ofensiva dura contra los rebeldes, que se oponen al avance poniendo 'a hierro y fuego' áreas bajo su control".

(RED/HSM)