Siria: ''La situación es dramática y alarmante''

Misiones Salesianas pide a la comunidad internacional que no se olvide de los civiles y trabaje por la paz

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 673 hits

“Me quedé sin combustible y era imposible encontrarlo por la ciudad. No podíamos cocinar. Así que quemé la madera de la cama y luego la mesa de la cocina”, explicaba una joven madre al misionero salesiano Munir El Rai, provincial de la zona de Oriente Medio de las Misiones Salesianas. “La mujer tenía vergüenza de pedir limosna”, añade El Rai.

El conflicto en Siria ha ido empeorando y la población civil es la que sufre las consecuencias más duras. “La situación es dramática y muy alarmante en todo el país, pero muy grave en Alepo y Damasco. Ciudades que se han quedado sin vida, donde las escuelas se han convertido en refugios, los médicos escasean, los alimentos son difíciles de conseguir…”, explica El Rai.

A pesar de esta situación, los misioneros salesianos en Damasco, Alepo y Kafroun permanecen en el país y al lado niños, jóvenes y sus familias. En las tres presencias salesianas, la actividad habitual ha dejado de realizarse. “Pero las puertas están abiertas para todos los que nos necesiten”, explica el salesiano. Los misioneros salesianos ayudan en las necesidades básicas: alimentos, medicinas, mantas… Pero también realizan visitas a las familias más necesitadas y tratan de realizar actividades para los niños y jóvenes. En la misión de Kafroun, además, una docena de familias desplazadas de Alepo y pueblos cercanos han encontrado un lugar de acogida.

“Las familias, los niños y los jóvenes no ven el futuro. La tristeza se respira en todas partes”, dice El Rai. Desde Misiones Salesianas, no quieren dejar pasar la ocasión de pedir a la comunidad internacional que trabaje para conseguir la paz y que no se olvide de las víctimas y del sufrimiento del pueblo sirio.

Misiones Salesianas nació en 1875, cuando san Juan Bosco envió un grupo de diez misioneros a la Patagonia Argentina. Han pasado más de 135 años desde entonces, en los que más de diez mil salesianos han sido enviados a países de misión. Hoy en día, su presencia alcanza más de 130 países en los que desarrollan proyectos a favor de la infancia más desfavorecida.