Siria: Organización Religiones por la Paz hace un llamado al cese del fuego

Manifiestan dolor y agonía por la guerra interna que deteriora al país

| 1350 hits

EL CAIRO, viernes 30 agosto 2012 (ZENIT.org).- Ante los hechos de violencia en Siria, la sección de Medio Oriente y Noráfrica de la organización "Religiones por la Paz", hizo ayer un llamado pidiendo el cese del derramamiento de sangre en el país árabe.

Reunidos en El Cairo los días 28 y 29 de agosto, un grupo de estudiosos religiosos sirios, junto a musulmanes y cristianos, examinaron la deteriorada situación en Siria. Al final de la cita, denunciaron el asesinato y la violencia en el país mediante un comunicado al que denominaron "un grito de dolor y agonía".

Entre los puntos más dramáticos de la declaración, los líderes solicitaron "el cese de todo tipo de asesinatos", invocando al ejército "a retirarse a sus cuarteles" y a que "se detengan todas las acciones armadas de la oposición". Asimismo, exigieron "la liberación de todos los presos políticos, presos de conciencia, personas secuestradas y prisioneros de guerra", y a respetar "las demandas del pueblo por la libertad, la democracia, la justicia, la igualdad y el derecho a la manifestación pacífica", invocando a reconocer estos derechos como legítimos.

En otra parte del comunicado, advierten sobre la necesidad de que "los Estados y las organizaciones internacionales puedan proporcionar asistencia humanitaria inmediata", incluyendo a los países vecinos para que ofrezcan sus hospitales a fin de recibir al mayor número de heridos.

'Religiones por la Paz' concluye su comunicado con un deseo "de reconciliación nacional y de paz, descartando rencores y haciendo hincapié en la necesaria convivencia entre todos los ciudadanos de Siria." Comprometen también a todos los creyentes "a orar al Señor para salvaguardar Siria y restaurar la seguridad, la paz y la prosperidad en la Tierra."