Siria: presionar para que inicie el diálogo entre gobierno y la oposición moderada

El obispo maronita Sleiman: 'En Latakia en el norte de Siria, se ha visto a salvo del conflicto'. El gran desafí­o es aislar el fanatismo religioso

Roma, (Zenit.org) Redacción | 571 hits

Sobre cuanto sucede en Oriente Medio y en particular sobre la tragedia de Siria, “Occidente, incluidas sus iglesias, está muy poco informado en muchos aspectos, a pesar de las buenas intenciones”.

Con estas palabras el obispo Elías Sleiman, cabeza de la Eparquía Maronita de Latakia, definió el déficit informativo, que a su juicio corre el peligro de pesar negativamente en los movimientos de la comunidad internacional en merito al conflicto sirio, indicó en un cable la agencia de noticias FIDES.

Lo hizo en una entrevista que acaba de ser publicada por la sección de Ayuda a la Iglesia Necesitada en Estados Unidos.

 “El problema de muchos medios de comunicación”, ha precisado el obispo sirio, “es que realmente no reflejan una imagen fiel de la situación. La primavera árabe fue retratada como un empujón decisivo hacia la libertad y la democracia, pero los resultados efectivos en Libia, Egipto y Yemen, por ejemplo, han demostrado lo contrario”.

La región de Latakia en el norte de Siria, se ha visto hasta ahora, a salvo del conflicto. En el territorio los cristianos siguen conviviendo pacíficamente con los alauitas. Según el obispo Sleiman, la única manera de salir del conflicto es aumentar la presión internacional para conseguir “un diálogo entre el régimen y los elementos moderados de la oposición”.

Los principales actores internacionales tienen que empujar a las distintas partes “a sentarse en la mesa de las negociaciones”, considerando que “el gran desafío es el fanatismo religioso” y que ahora “los rebeldes moderados y los islamitas han empezado a luchar unos contra otros”.