Solidaridad del Papa con la Iglesia de Rio de Janeiro

Ante la violencia desatada en las favelas entre policías y grupos de traficantes

| 1680 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 29 de noviembre de 2010 (ZENIT.org) – Benedicto XVI expresó su solidariedad a la Iglesia y a la población de Rio de Janeiro, ante el cuadro de violencia que ha asolado la ciudad en los últimos días, cuando fuerzas policiales y del ejército se enfrentaron a grupos de traficantes en comunidades pobres.

Según informa la archidiócesis de Rio, la mañana de ayer, el arzobispo, monseñor Orani João Tempesta recibió un fax del nuncio apostólico, monseñor Lourenzo Baldisseri, transmitiendo la solidariedad del Papa.

El Papa afirma que sigue “con profunda armagura los graves enfrentamientos y las violencias de estos días en Rio de Janeiro, particularmente en la comunidad ‘Vila Cruzeiro’".

El Papa asegura “su oración por los muertos, como también por sus familias, y pide a los responsables que pongan fin a los desórdenes, animándoles también a restablecer el respeto de la Ley y del Bien Común”.

El arzobispo de Rio de Janeiro afirmó a Radio Vaticano hoy que la ciudad acogió con agradecimiento las palabras de apoyo del Papa.

Según monseñor Orani, ahora que las fuerzas de seguridad ocuparon dos áreas difíciles que antes estaban dominadas por el narcotráfico – Vila Cruzeiro y Complexo do Alemão – la situación es más tranquila.

El arzobispo afirmó que la Iglesia está próxima a las personas que sufren por la violencia en esas regiones pobres. “Hay sacerdotes y comunidades de la Igreja que trabajan siempre por la evangelización. La Iglesia está muy presente y cercanaal pueblo”, dijo.

En esos días de violencia en Rio, en que la policía y el ejército avanzan sobre los territorios dominados por grupos de traficantes, al menos 40 personas han muerto en los enfrentamientos y 181 vehículos fueron quemados.