Sor Nirmala: «Las conversiones forzadas no existen en India»

| 1150 hits

AMBIKAPUR, 28 agosto (ZENIT.org).- «Solamente los pecadores hacen daño a los seres humanos que son semejantes a ellos. Los ataques contra los cristianos deben acabar, porque vivimos en un secular país democrático», afirmó sor Nirmala, la sucesora de la madre Teresa de las Misioneras de la Caridad, durante una rueda de prensa concedida tras visitar la Casa de la Caridad, según informa la agencia católica de noticias de la India «SAR News».



Una serie de bombas en iglesias y asesinatos de misioneros y sacerdotes desde el pasado año han atemorizado a los cristianos indios. Algunos se sienten vulnerables bajo el gobierno de los nacionalistas hindúes del Partido Bharatiya Janata (BJP), que dirige la coalición federal.

Replicando a la acusación de promover «conversiones forzadas», sor Nirmala dijo que este fenómeno no existe en India. «Amamos y servimos a Dios en su pueblo. Y a quienes les gusta nuestro trabajo y son inspirados por Dios para hacerse cristianos, nosotros les aceptamos abiertamente. Yo misma era hindú y mis padres no me forzaron a abrazar el cristianismo. Me hice cristiana por gracia de Dios», dijo a los periodistas.

Durante la rueda de prensa Sor Nirmala informó que las Misioneras de la Caridad: «Hemos abierto más de 50 centros desde la muerte de la Madre en la India» y que hacen proyectos para abrir nuevas casas de asistencia a los más pobres y de autoayuda.

El próximo 5 de septiembre se celebrará el aniversario de la muerte de la Madre Teresa de Calcuta.

India tiene 22 millones de cristianos, poco más de un 2 por ciento en una población de más de 1.000 millones de habitantes.