Soy sacerdote en la radio, en el escenario, en la música o escribiendo un libro

Entrevista a Reginaldo Manzotti, fundador de la asociación Es Preciso Evangelizar

| 1424 hits

BRASILIA, martes 27 febrero 2012 (ZENIT.org).- El fundador y coordinador de la asociación “Es Preciso Evangelizar”, padre Reginaldo Manzotti, conocido comunicador en Brasil explica su original aportación a la nueva evangelización.

ZENIT ha entrevistado a una de las figuras religiosas que más destaca en Brasil, en los medios de comunicación, el padre Reginaldo Manzotti es natural de Paraíso do Norte, en el interior paranaense. Nacido en 1969, fue ordenado sacerdote a los 25 años. Actualmente, es párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, en Curitiba, y coordina la asociación “Es Preciso Evangelizar”, cuyo objetivo es evangelizar por los medios de comunicación.

Presentador de diversos programas de radio, transmitidos en más de 1.060 emisoras en Brasil y fuera de Brasil; y con programas en televisión, transmitidos por 90 emisoras, que llegan a una audiencia de más de 40 millones de personas.

¿Es difícil evangelizar en Brasil, el mayor país católico del mundo?

--P. Manzotti: Brasil es un país donde las personas son católicas pero existe una diferencia. Es un país tradicionalmente católico, que no significa necesariamente un país verdaderamente católico. Esa es un distinción importante porque encuentro a muchas personas a las que pregunto: ¿usted es católico? Y la persona dice: vengo de una familia tradicionalmente católica; pero eso no significa que la persona me esté respondiendo que es una persona de vida eclesial, de vida sacramental.

¿De dónde surgió su interés evangelizador?

--P. Manzotti: En el cambio de milenio, el papa Juan Pablo II dijo una frase que me inquietó el corazón. Yo era neosacerdote. Dijo: “Evangelizar con nuevo ardor y con nuevos métodos”. Aquello fue como un ácido que cayó en mi corazón, que me inquietó, me incomodó y me provocó. En el sentido de: ¿cómo puedo evangelizar, y realmente llevar a las personas que son de tradición familiar católica a un compromiso católico? Ese fue mi discernimiento.

¿Y después?

--P. Manzotti: Y luego, hubo otra frase, también del beato Juan Pablo II, que para mí fue importante, que dice así: “Hay muchos bautizados y pocos evangelizados”, fue cuando percibí la necesidad, en un primer momento aquí en Curitiba, de empezar un trabajo en la radio, donde fui invitado.

¿Experiencia de Dios?

--P. Manzotti: Dios está ciertamente en ese programa, porque se llama: experiencia de Dios. Doy fe de que a partir de una experiencia, ontológica, antropológica y teológica con Jesucristo la persona tiene un cambio de vida. A partir de una experiencia que Pablo hizo con Jesús se transformó en un gran apóstol. Percibo que el brasileño necesita ser llevado a esa experiencia única y singular y a partir de ahí hay un cambio.

¿Qué provocó su sed de evangelización?

--P. Manzotti: Mi experiencia de evangelización fue provocada por el propio llamamiento del papa y dentro de aquello que Dios me dio, y que aquí no es falsa humildad, santa Teresa dice: “Aquello que Dios nos dio reconozcamoslo como don de Dios y seamos humildes en valorar los dones de Dios”. Dios me dio una facilidad para hablar. Entonces, ¿por qué no usar esa facilidad de comunicación para aquello para nosotros fundamental: ¿el depósito de la fe?

¿Y la música?

--P. Manzotti: Después la música. Estaba empezando en mi primera parroquia, mi primera experiencia como sacerdote, en cuanto párroco, y fue cuando percibí que cuando las personas sabían las músicas en la misa rezaban mejor. De ahí me vino la idea de grabar un cd. Mi primer cd fue para el pueblo, de músicas ya conocidas en la Iglesia, para que el pueblo cantara e interactuara más. Fue cuando percibí que la música era un instrumento valiosísimo de evangelización. Y Dios me dio una gracia que no esperaba, que fue una gracia de componer música, que hasta entonces no había hecho.

Y la obra fue creciendo...

--P. Manzotti: Entonces, Dios fue generoso conmigo abriendo muchos caminos. De una radio, hoy estamos en 1.060 emisoras en Brasil. ¿Que muestra eso? No muestra la fuerza del padre Reginaldo sino que muestra cuánto el pueblo está sediento de la experiencia de Dios, de cuánto el pueblo está procurando la verdad.

¿Y su conexión con el santo padre?

--P. Manzotti: Todas las semanas leo L'Osservatore Romano. Me gustan mucho las catequesis del papa Benedicto XVI. Doy fe de que el papa Benedicto XVI es un hombre de profundo contenido y altamente “en onda”, disculpe la palabra, altamente conectado con las cosas actuales. Ha batido mucho una tecla llamada: “verdad y autenticidad de la fe”. Y lo que procuro en el programa Experiencia de Dios y en los momentos de evangelización a través de la música –algunos llaman de show, pero a mí personalmente no me gusta la palabra show, me gusta llamarles momentos de evangelización por la música- es llevar a las personas a esa autenticidad y verdad de la fe. Hasta el proceso de purificación.

Soy Iglesia, soy sacerdote en los medios, soy sacerdote en la radio, soy sacerdote en el escenario, soy sacerdote en la música, soy sacerdote escribiendo un libro. ¿Y por qué digo esto? Porque, a partir de ahí, he percibido que los jóvenes están volviendo. Fue cuando sentí la necesidad de recurrir a otros campos de los medios, como por ejemplo internet, Facebook, Twitter, redes sociales... y cuando vi al santo padre, el papa, con una tableta en la mano tuiteando vibré. Cuando vi el viernes santo, del año pasado, por primera vez en la historia, al santo padre, el papa, ir a un canal de televisión como la RAI a responder a preguntas en un programa abierto al público vibré más. ¿Por qué? Porque está dando ejemplo de esa necesidad de dialogar con el mundo, de dar una respuesta a los problemas actuales.

Entonces...

--P. Manzotti: Ese interés por la evangelización yo lo siento en mi corazón como una respuesta a la propia llamada de Dios.

Por ejemplo, ahora en Aparecida. Los medios de Brasil dijeron que el papa venía para frenar a los comunicadores. Y ahí vi al papa, con los obispos, que en el documento de Aparecida tuvo el coraje de decir que la Iglesia está en un estado de misión. Y que es eso sino estar en un estado permanente de misión, ¡estar en los nuevos areópagos! ¡Mi corazón vibró!

Usted creó una obra de evangelización: “Es Preciso Evangelizar”. ¿Cómo trabaja?

--P. Manzotti: La obra “Es Preciso Evangelizar” trabaja en la gratuidad y en la ayuda a los colaboradores. Y me gustaría precisar bien esto: el padre Reginaldo Manzotti no cobra caché por sus presentaciones. Yo giro Brasil y en la única cosa que las personas ayudan es en el costo del hotel, comida y transporte.

Segundo: no aceptamos venta de billetería. Al máximo llevar un kilo de alimento, un litro de leche, o un regalo o alguna cosa que ayude a la comunidad local.

Tercero: son 1.060 emisoras de radio. No cobramos un real siquiera porque es en gratuidad. Tenemos programas de televisión. No cobramos nada por las conexiones. Nuestro interés no es ganar dinero en la evangelización, sino llegar al corazón de la familia humana.

¿Cómo pueden ayudar las personas?

--P. Manzotti: Son personas que nos escuchan, por ejemplo hoy tuvimos un millón de accesos por internet. Hoy, además de Brasil, tuvimos Japón, Estados Unidos, Europa... Y todo en la gratuidad. Las personas interesadas en ayudar a esa obra que es para la Iglesia pueden entrar en el sitio y allí pueden hacerse socios.

Sitio web: http://www.padrereginaldomanzotti.org.br/.

Por Thácio Siqueira