Sugerencias del Papa a la Orden de los Frailes Menores Capuchinos

Al recibir a su Ministro General, Fray Mauro Jöhri

| 691 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 8 enero 2007 (ZENIT.org).- Centrado en el carisma de San Francisco de Asís, Benedicto XVI ha lanzado sugerencias a la Orden de los Frailes Menores Capuchinos (OFMCap) para su vida religiosa y para tener vocaciones.



Fue durante la audiencia que, entre otras del pasado 5 de enero, concedió al Ministro General de la Orden, Fray Mauro Jöhri, suizo de 60 años al frente de la familia religiosa desde el pasado septiembre.

La audiencia se desarrolló en un clima de afable familiaridad, como describe la Orden, en el que Benedicto XVI expresó su agrado por la actual cifra de 11 mil miembros de esta rama franciscana y mostró conocer diversos temas ligados a la vida de estos religiosos.

Recordó, de hecho, sus visitas, en los últimos meses, a lugares donde los Capuchinos están presentes, tales como Manoppello (Italia), Altötting (Alemania) y Mariam-Ana (Turquía).

De hecho, Fray Mauro Jöhri hizo coincidir su visita a los religiosos de su Orden en Turquía, unos 25 actualmente, con el reciente viaje apostólico de Benedicto XVI al país. Concelebró la Eucaristía con el Papa en el santuario de la Casa de María en Éfeso.

La víspera de la Epifanía, tras quince minutos de coloquio, el religioso preguntó al Papa si tenía una palabra precisa para los Capuchinos.

«¡Vivid el carisma de San Francisco con alegría!», recalcó el Santo Padre.

«Empeñaos en vivir la pobreza tanto espiritual como materialmente y veréis que tendréis más vocaciones -añadió-. No serán tan numerosas como en tiempos pasados, porque las familias mismas están formadas por núcleos más pequeños, pero ciertamente tendréis vocaciones».

A todos los frailes capuchinos impartió de corazón su Bendición Apostólica.

Los Capuchinos, surgieron de la Orden de los Frailes Menores, fundados por San Francisco de Asís, en 1525, cuando algunos Frailes Menores de las Marcas (región italiana) desearon vivir una vida de oración y pobreza más estricta para aproximarse más a la intención original de San Francisco.

La denominación «capuchinos» hace referencia a la particular forma de su larga capucha; al principio fue un sobrenombre, pero terminó convirtiéndose en el nombre oficial de la Orden, actualmente presente, con más de 1.800 comunidades o fraternidades, en 99 países del mundo.

Más información en http://www.ofmcap.org.