«Taizé» invita en Año Nuevo al Encuentro europeo de jóvenes en Hamburgo

En la XXVI «Peregrinación de confianza a través de la tierra»

| 943 hits

HAMBURGO, 9 noviembre 2003 (ZENIT.org).- Cerca de trescientas parroquias de la región alemana de Hamburgo se preparan ya para recibir a miles de jóvenes que del 29 de diciembre al 2 de enero de 2004 participarán en una nueva etapa de la «Peregrinación de confianza a través de la tierra», animada por la comunidad de Taizé desde hace más de 25 años.



Este nuevo encuentro europeo se anunció cuando miles de jóvenes se dieron cita en Taizé para las fiestas de Pascua. París fue el escenario de la anterior edición, a la que acudieron más de 80.000 jóvenes.

La comunidad monástica ecuménica de Taizé explica que recibieron una invitación conjunta de las Iglesias católica y protestante de Hamburgo para preparar este encuentro en su ciudad.

«El pasado 15 de abril, los responsables de las Iglesias, junto con el alcalde de la ciudad, expresaron su alegría por acoger el encuentro: “Más allá de todas las diferencias, los jóvenes convergirán aquí para celebrar la fe que nos une, a ellos y a nosotros”», recoge Taizé en un comunicado.

Hace semanas que grupos locales de preparación del encuentro están en marcha y un equipo de Taizé se encuentra ya en Hamburgo.

A los participantes de toda Europa se indica que no se trata solamente de organizar el viaje, sino también de entrar, a partir de ahora, en la dinámica de la peregrinación de confianza.

«Ello significa abrirse a los que se encuentran cerca, realizando visitas a nuestro alrededor, participando en tiempos de oración y encontrándose con gente comprometida en iniciativas para los demás...», sugieren los organizadores.

El encuentro europeo se vive cada año como una fiesta multicolor y apacible donde miles de jóvenes de los más variados países se encuentran para rezar, compartir y alegrase juntos, superando las diferencias que puedan existir.

Estos grandes encuentros de jóvenes sirven «¡Para recobrar la confianza!», aseguró monseñor Gérard Daucourt, obispo de Nanterre --archidiócesis de París--, en la pasada edición celebrada en París

«Numerosos jóvenes, de Irlanda a Polonia, se encuentran angustiados por el futuro del mundo y no encuentran sentido, el gusto por la vida... Durante esos tiempos en que se comparte, como los propuestos por Taizé, estos jóvenes se dan cuenta de que no son los únicos que se hacen esas preguntas», explicó.

«Es verdad, los 80.000 jóvenes que vinieron a París no se han convertido a Cristo, pero Taizé les ha propuesto un camino para encontrar la fuerza interior para ir hacia el Evangelio», reconoció entonces el prelado.

Desde 1978 --la primera cita fue en París--, el encuentro europeo que tiene lugar a finales de cada año puede reunir hasta cien mil jóvenes durante cinco días en una gran ciudad de Europa del Este o del Oeste (Budapest 2001, Barcelona 2000, Varsovia 1999, Milán 1998, Viena 1997...) en la que son acogidos por las parroquias.

En ocasiones hay encuentros en otros continentes, como los organizados en Madrás (India), Manila (Filipinas), Dayton (EE. UU.) o Johannesburgo (Sudáfrica).

La iniciativa no organiza a los jóvenes en un movimiento en torno a la comunidad de Taizé, sino que los estimula a ser, en sus lugares de origen, peregrinos de confianza sobre la tierra, comprometiéndose en sus barrios, ciudades, pueblos y parroquias con todas las generaciones, desde los niños hasta los ancianos, explican los organizadores.
Más información en www.taize.fr.