Tendencias religiosas en el África subsahariana

Durante el siglo pasado han tenido lugar grandes cambios

| 4397 hits

Por el padre John Flynn, L. C.

ROMA, domingo 9 de mayo de 2010 (ZENIT.org).- La fundación Pew Forum on Religion and Public Life acaba de publicar un informe sobre el drástico cambio de afiliación religiosa en la población de la región subsahariana de África.

A principios del siglo XX, los musulmanes y los cristianos eran sólo una pequeña minoría, que sumaban juntos menos del 25% de la población. La gran mayoría practicaba religiones tradicionales africanas.

Durante el siglo pasado, los papeles se han cambiado y el número de musulmanes se ha multiplicado por 20, hasta cerca de los 234 millones en el 2010. Los cristianos han experimentado una transformación incluso mayor, multiplicándose por 70 su número, pasando de cerca de 7 millones a 470 millones.

El informe precisaba que la preponderancia de cristianos en la parte subsahariana de África se compensa con la parte norte del continente, donde la fe islámica es predominante. En consecuencia, el continente africano en su conjunto cuenta con igual número de cristianos y musulmanes, de 400 a 500 millones de seguidores de cada fe.

En general, el África subsahariana cuenta con no menos del 21% de toda la población cristiana mundial. Los musulmanes tienen un 15% mundial en esta región.

Las estadísticas del Pew Forum sobre el crecimiento religioso en África recibían un respaldo hace pocos días, cuando el Vaticano publicaba un resumen de algunos de los datos recogido en la nueva edición del Anuario Estadístico de la Iglesia. Según una nota del Vatican Information Service del 27 de abril, para el periodo 2000-2008, el número de católicos en el mundo creció de los 1.045 millones en el 2000 hasta los 1.166 millones en el 2008, un aumento del 11,54%.

Tras las cifras totales del mundo había una enorme diversidad geográfica. En los extremos estaban África, con un crecimiento del 33%, y Europa, donde el aumento fu de 1,17%.

Límites

No obstante, en el informe del Pew Forum también se afirmaba que el rápido crecimiento del pasado siglo puede que no continúe en los próximos años y, en su lugar, cualquier aumento se verá limitado sobre todo a lo que ocurra como resultado del crecimiento demográfico natural.

Esto se debe a que ya la mayoría de las personas en la región están comprometidas con el cristianismo o con el islam, dejando pocas posibilidades de conversiones. En la mayoría de los países el 90% o más se consideran a sí mismos cristianos o musulmanes.

Además, hay pocas evidencias que muestren que, en el África subsahariana, tanto el cristianismo como el islam puedan crecer a expensas del otro. Con la excepción de Uganda, sólo un pequeño porcentaje de musulmanes se han hecho cristianos, y un porcentaje más pequeño de cristianos se han convertido en musulmanes.

Además de las estadísticas sobre creencias religiosas, una gran parte del informe del Pew Forum consistía en resultados de encuestas de opinión que recogían más de 25.000 entrevistas cara a cara en más de 60 lenguas o dialectos diferentes de 19 países. Se llevó a cabo para determinar cómo ven las personas del África subsahariana el papel de la religión en sus sociedades.

La encuesta revelaba hasta qué punto es profundamente religiosa la región. Se preguntó a la gente cuán importante era la religión en sus vidas: muy importante, algo importante, no demasiado importante, en modo alguno importante.

Los resultados para el África subsahariana revelaban que, en muchos países, no menos del 90% de la gente decía que la religión es muy importante en sus vidas.

El informe comparaba esta con otras encuestas hechas en otros continentes en los últimos años. Incluso las naciones menos religiosas del subsáhara eran mucho más religiosas que Estados Unidos, donde el 57% declaraba que la religión es muy importante para ellos.

Otros países occidentales tienen porcentajes incluso inferiores de personas que declaran que la religión es muy importante en sus vidas: Polonia, 33%; Alemania, 25%; Italia, 24%; Gran Bretaña, 19%.

Esto contrasta con Asia y Oriente Medio, donde, como en África, algunos países alcanzan cifras del 90% para quienes declaran que la religión es muy importante. En ellos están la India, Bangladesh, Indonesia y Kuwait.

Coexistencia

A pesar del rápido crecimiento tanto del cristianismo como del islam, las religiones tradicionales africanas siguen teniendo gran fuerza. De hecho, suelen coexistir con el islam y el cristianismo en una especie de sincretismo religioso. Sin importar las incoherencias teológicas que esto crea, la encuesta observaba que esta mezcla de credos es una realidad diaria en las vidas de las personas.

Muchos africanos siguen creyendo en la brujería, los espíritus malignos, los sacrificios a los antepasados, y los curanderos religiosos tradicionales. Por ejemplo, en cuatro países (Tanzania, Mali, Senegal y Sudáfrica) más de la mitad de las personas entrevistadas creen que los sacrificios a los antepasados o espíritus pueden protegerles de daños. Y un significativo porcentaje de cristianos y musulmanes – una cuarta parte o más en muchos países – dicen que creen en el poder protector de los encantamientos o de los amuletos.

Además de mostrar un nivel alto de fe en el poder protector de las ofrendas sacrificiales y de los objetos sagrados, más de uno de cada cinco, en todos los países, decían creer en el mal de ojo, o en la capacidad de algunas personas de lanzar maldiciones o encantamientos maléficos.

Según el informe, no existe un patrón claro entre cristianos o musulmanes en cuanto al grado de creencia en las religiones tradicionales africanas. Estas prácticas tradicionales son comunes en los países de mayoría musulmana, en países con más mezcla de cristianos y musulmanes, y en los países de mayoría cristiana.

Tolerancia

Cuando se trata de las relaciones entre el cristianismo y el islam, la encuesta encontró que para muchos cristianos y musulmanes en el África subsahariana no hay problemas sustanciales y, en general, hay tolerancia mutua. De hecho, la gente, en general, declara que el desempleo, el crimen y la corrupción son problemas mayores que el conflicto religioso.

Los cristianos africanos tienen más dudas sobre el islam, con un 40% o más en una docena de países que afirman que consideran que los musulmanes son violentos. Hay que notar que cerca de 6 de cada 10 nigerianos y ruandeses afirmaron que los conflictos religiosos son un problema muy grande en su país.

Los musulmanes tendía a ser más positivos en sus afirmaciones sobre los cristianos y muchos musulmanes dicen que están más preocupados por el extremismo musulmán que por el extremismo cristiano.

En cuanto al matrimonio, sin embargo, tanto entre musulmanes como cristianos muchos expresan malestar por los matrimonios inter confesionales. La mitad o más de los cristianos de ocho países, y más de la mitad de los musulmanes de doce, afirmaron que nos estarían cómodos si uno de sus hijos fuera a casarse con alguien de la otra fe.

En general, la vasta mayoría de los creyentes dijo que la violencia contra los civiles en defensa de la propia religión raramente o nunca tiene justificación. No obstante hay una minoría sustancial – 20% o más – en muchos países que dijeron que la violencia contra los civiles en defensa de la propia religión algunas veces o con frecuencia está justificada.

Y en cuanto a la interacción entre religión y sociedad, el informe descubrió que en casi todos los países encuestados, la gran mayoría cree que es necesario creer en Dios para ser éticos y tener buenos valores. Al menos tres de cada cuatro personas en casi todos los países creen que hay estándares claros y absolutos de bien y del mal.

Asimismo, la gran mayoría en casi todos los países también afirmaron que la música, las películas y la televisión occidentales han dañado sus valores morales.

Sobre temas como el aborto, la prostitución, el suicidio o el comportamiento homosexual, tanto cristianos como musulmanes expresan una muy fuerte exposición con 9 de cada 10 personas en muchos países considerando estas prácticas como moralmente malas.

Un gran número de personas de toda esta zona expresan un gran apoyo a la democracia. Al mismo tiempo hay un considerable apoyo entre musulmanes y cristianos a basar las leyes civiles en la Biblia o en la ley islámica de la shariah.

Según el informe del Pew Forum, en prácticamente todos los países examinados, una mayoría o una sustancial minoría de cristianos está a favor de hacer de la Biblia la ley oficial del país. De igual forma, un gran número de musulmanes dicen que les gustaría imponer la shariah.

Los resultados del informe dejan claro que África va a ser un lugar para observar con interés en los próximos años.