Termina la primera fase de la Visita Apostólica a Irlanda

Se espera un informe completo para inicios de 2012

| 1599 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 6 de junio de 2011 (ZENIT.org).- La primera fase de la investigación sobre abusos sexuales por parte del clero en Irlanda ha terminado, y no se prevén otras visitas apostólicas a diócesis o seminarios.

Lo anunció la Santa Sede hoy lunes, en un comunicado en el que indica que habrá un informe completo sobre los resultados de la visita a principios de 2012.

El comunicado refiere que los visitadores enviaron sus propios informes a varios dicasterios vaticanos implicados, que después los han valorado.

“Sobre las diócesis y los seminarios irlandeses, la Congregación para los obispos y la Congregación para la Educación Católica no prevén otras Visitas apostólicas”, ha hecho público el Vaticano, subrayando que los visitadores ya ha podido “configurar un cuadro suficientemente exhaustivo de la situación de la Iglesia irlandesa, respecto a los ámbitos de la investigación”.

La declaración explica que la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica seguirá la metodología ya adoptada. Los oficiales de los dicasterios han valorado los cuestionarios enviados a todos los institutos con casas religiosas en Irlanda, y seguirán visitas a algunas de estas comunidades.

En los próximos meses, el Vaticano proporcionará directivas para la renovación espiritual a obispos y religiosos.

Un don

La semana pasada, el arzobispo de Dublín, monseñor Diarmuid Martin, expresó su “impaciencia” hacia los resultados de la Visita.

En un discurso dirigido el jueves a los delegados internacionales que ayudan a preparar el Congreso Eucarístico de 2012, que se celebrará en la capital irlandesa, afirmó: “Estoy impaciente por conocer el camino que la Visita Apostólica dispondrá para la renovación de la Iglesia en Irlanda, de manera que nuestra renovación se ponga en marcha de forma decisiva”.

“Al mismo tiempo – añadió –, estoy cada vez más impaciente por la lentitud del proceso, iniciado hace más de un año. No es una crítica al Santo Padre, es un llamamiento a sus colaboradores”.

Las palabras de monseñor Martin sono llegan en el contexto de su reflexión sobre los grandes cambios en la cultura irlandesa en las últimas décadas. “La secularización de la cultura irlandesa está muy avanzada”, reconoció.

En este panorama, el prelado subrayó que el “compromiso” del Papa “hacia la Iglesia en Irlanda es notable”.

“He experimentado sólo apoyo por su parte en mi misión, a través de su enseñanza y de su apoyo personal”, confesó.

“El ritmo del cambio en la cultura religiosa irlandesa es tal que cuando más grande sea el retraso en anticipar los frutos de la Visita Apostólica, tanto mayor será el peligro de falsas expectativas y mayor será el aliento a cuantos prefieren el inmovilismo a la reforma, como mayor será la amenaza a la eficacia de este inmenso don del Santo Padre a la Iglesia en Irlanda”, añadió.

Benedicto XVI anunció la Visita Apostólica en una Carta pastoral a los católicos de Irlanda el 19 de marzo de 2010.

Los Visitadores debían examinar tres aspectos: si la relación recíproca de los diversos componentes de la Iglesia local, de los seminarios y de las comunidades religiosas es ahora regular, para apoyarles en el camino de una profunda renovación espiritual que ya se persigue en la Iglesia en Irlanda; la eficacia de los procedimientos usados en responder a los casos de abuso; las formas actuales de asistencia a las víctimas.