Testimonio y caridad: Claves de la nueva evangelización, según Juan Pablo II

| 1420 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 23 agosto (ZENIT.org).- Juan Pablo II evoca la fuerte personalidad espiritual, humana y eclesial de Inocencio XII, Papa en la última década del siglo XVII, quien falleció el 27 de septiembre del año 1700, durante la celebración del año santo, en una carta dirigida al obispo de Altamura-Gravina-Acquaviva delle Fonti, la diócesis de Apulia de la que era originario el Papa Pignatelli.



En el texto el Santo Padre subraya que la obra de su gran predecesor al servicio de la Iglesia y de la sociedad de su tiempo «estuvo inspirada constantemente en la solidez de los principios, en el valor de las reformas, en la sensibilidad hacia las franjas sociales más débiles, y en la prudencia pastoral».

Siguiendo el ejemplo de esta figura, el Papa invita esta diócesis de Apulia, región meridional italiana, a continuar con su obra de nueva evangelización, que ha sido «preparada por una gran misión popular», y se complace, en particular, por el hecho de que esta diócesis pretenda asumir el testimonio de la caridad como compromiso prioritario con iniciativas a favor de las poblaciones de Kosovo y de Etiopía, así como de la condonación de la deuda externa de países pobres.