Tiempo de Alegría

Catequesis para la familia, semana del 2 de junio de 2014

Madrid, (Zenit.org) Eva Carreras del Rincón | 710 hits

 Comenzamos el mes de junio, mes tradicionalmente dedicado al Sagrado Corazón de Jesús.

También estamos en la última semana de Pascua que terminará este domingo, con la Solemnidad de Pentecostés.

Podríamos decir que es un mes solemne, porque después celebraremos las solemnidades de la Santísima Trinidad, el Corpus, el Sagrado corazón de Jesús y, por último, San Pedro y San Pablo.

¿Cómo centrar y situar a los niños para que comprendan lo que celebramos? Necesitan situarse en el tiempo y en el espacio. Un recurso muy práctico y fácil de realizar es el calendario litúrgico.

Este tiene que ser sencillo y pensado para niños. Que tenga forma circular y Jesús esté en el centro. Una manera de que lo entiendan bien es enseñarles primero un calendario circular con las estaciones del año y el sol en el centro. Las estaciones se van repitiendo una detrás de otra, girando alrededor del sol que nos calienta. Lo mismo ocurre con los tiempos litúrgicos, fiestas y solemnidades, que se repiten y van girando alrededor de Jesús, nuestro sol y nuestra luz.

A mi me gustan mucho los de Fano y son fáciles de encontrar en internet.

Para explicar la solemnidad de Pentecostés a los más pequeños, me gusta hacerlo a través del baile y el movimiento. Nos ponemos acurrucados en el suelo y muy juntitos mientras voy explicando la historia. Tenemos mucho miedo porque, aunque Jesús ha resucitado, lo hemos visto subir al cielo y nos hemos quedado solos. Tenemos miedo de los soldados y de que nos lleven a la cárcel. Nuestro consuelo es Nuestra Madre, la Virgen, que está con nosotros.

Llega el día de Pentecostés y el Espíritu Santo nos va llenando el corazón con su gracia y sus dones. El miedo va desapareciendo poco a poco y nos vamos llenando de alegría. Ya no estamos acurrucados y cerrados en nosotros mismos. Abrimos los brazos y bailamos y saltamos. Queremos llenar a todo el mundo con nuestra alegría.

Nos podemos acompañar con una música que sea muy tranquila al principio y alegre y animada al final, o poner una música muy alegre al final y bailar libremente todos juntos.