Tierra Santa: Católicos y ortodoxos celebrarán la Pascua juntos

Según el calendario juliano

Jerusalén, (Zenit.org) Redacción | 1369 hits

Gran parte de las comunidades católicas presentes en Israel, Territorios Palestinos, Jordania y Chipre se están preparando para celebrar las liturgias de la Semana Santa pero no en estos días, sino en la primera semana de mayo, según el calendario juliano seguido por las comunidades ortodoxas.

Según informa la agencia vaticana Fides, la unificación de las fechas de la Pascua en casi toda la zona es una aplicación de la directiva emitida el 15 de octubre de 2012 por la Asamblea de los Obispos Ordinarios Católicos de Tierra Santa, donde se decidió que en el plazo de dos años, todos los católicos de la Diócesis de rito latino y de los diversos ritos orientales celebraran la Pascua según el calendario juliano, que coincide con las liturgias de Semana Santa que celebran las Iglesias ortodoxas.

La adopción de la fecha de la Pascua según el calendario juliano (que en 2013 cae el 5 de mayo) entra en vigor ad experimentum este año en Tierra Santa, con la excepción de las zonas de Jerusalén y Belén, donde continuarán con el calendario gregoriano, en el respeto de las limitaciones impuestas por el sistema en la ciudad santa del Status Quo, que regula la coexistencia de las diversas Iglesias cristianas en los lugares santos, tanto para tener en cuenta la llegada de peregrinos de todo el mundo para celebrar la Pascua en Jerusalén y Belén.

“También la comunidad de trabajadores extranjeros de Tel Aviv”, informa el obispo William Shomali, vicario patriarcal del Patriarcado Latino de Jerusalén, ha pedido celebrar la Pascua según el rito gregoriano, ya que así podrán gozar de los días de vacaciones que coinciden con la Pascua judía”.

La unificación de la fecha en que los cristianos de las diversas confesiones celebran la Pascua --algo adquirido a lo largo de los años en Jordania y Chipre--, todavía plantea algunas perplejidades entre algunos obispos maronitas.

Pero no obstante, supone, según el obispo Shomali, un paso elocuente en cuanto a ecumenismo y testimonio: “Miembros de la misma familia o del mismo pueblo que pertenecen a realidades eclesiales diferentes –señala el vicario patriarcal- ahora pueden celebrar en los mismos días la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Con el fin de dar también un testimonio de unidad a nuestros vecinos no cristianos”.

Para 2015, la disposición para la unificación de una fecha común de la Pascua deberá ser confirmada o reconsiderada, de acuerdo con las indicaciones que también de la Santa Sede.