Tierra Santa: más de mil niños cristianos preparan la Navidad en Belén

Organizada por el Consejo local juvenil y la Holy Land Christian Ecumenical Foundation, la jornada tiene como finalidad promover el mensaje de paz y esperanza en Palestina

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 643 hits

El pasado domingo, día 1 de diciembre, más de mil niños palestinos cristianos se dieron cita en Belén para tratar sobre el tema de la paz. La elección del lugar para la celebración de esta jornada de convivencia no fue casual. El encuentro, organizado por el Consejo local juvenil y la Holy Land Christian Ecumenical Foundation, que se celebra desde hace diez años, fue la ocasión perfecta para que los pequeños pudieran conocer la ciudad donde nació Jesús, el “Príncipe de la Paz”.

Coincidiendo con el primer domingo de Adviento, los niños llegaron de todos los rincones de Palestina para, entre otras cuestiones, profundizar sobre el misterio de la Navidad y tomar conciencia de su dignidad como personas.

A lo largo del día, los chicos fueron descubriendo también que no hay edad para trabajar por la paz verdadera, fundamentada en el hecho cristiano. Además, tuvieron la oportunidad de rezar especialmente por esta intención en la Basílica de la Natividad.

Asimismo, los habitantes y peregrinos pudieron disfrutar de la procesión de los pequeños por la zona antigua de Belén. A continuación, los niños realizaron un lanzamiento de globos, como símbolo de la propagación del mensaje de paz y esperanza de Cristo en Palestina y en el resto del mundo.

Como es natural, los más de mil participantes no desaprovecharon la oportunidad para desearle, con algo de antelación, un muy feliz cumpleaños al Niño Dios. Ese mismo día tuvo lugar en Belén la ceremonia de iluminación del gran árbol de Navidad por parte de los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa.

Ese hermoso abeto, lleno de luces y bolas de colores, preside todavía hoy la plaza mayor de la ciudad. Pero en Belén cada vez son menos los que celebran la venida del Redentor. La población cristiana de esta localidad, que se encuentra bajo la Autoridad Palestina, y está separada de Jerusalén por un tremendo muro de hormigón, se está marchando.

La hemorragia es constante, porque los seguidores de Jesús prefieren irse a otros lugares donde la vida diaria con la familia sea posible. Donde la convivencia no esté constantemente amenazada. Como ha dicho tantas veces el patriarca Fouad Twal: “Esta es la Iglesia del Calvario”. A causa del conflicto, en sesenta años el numero de creyentes ha disminuido del ochenta al once por ciento sólo en Belén.

Ante la dramática situación que sufren los cristianos en Tierra Santa, el papa Francisco ha vuelto a recordar hoy su “derecho” a vivir en paz en el lugar donde nacieron, en la patria que aman como ciudadanos desde hace dos mil años.