Tolerancia: una calle de un solo sentido

En Francia, la defensa del matrimonio se está convirtiendo en un crimen

Roma, (Zenit.org) John Flynn | 798 hits

La reciente legalización de los matrimonios del mismo sexo en Francia aún no ha archivado los argumentos y el debate continúa.

Los autores de la modificación de la definición del matrimonio suelen apelar a la tolerancia, la comprensión y a la aceptación de los que son diferentes para apoyar su posición. Ahora que Francia ha respondido a este llamado, quien no está de acuerdo con el cambio viene descubriendo que no hay espacio para la oposición.

La organización estadounidense C-FAM (Instituto para la Familia Católica y los Derechos Humanos) informó de que las autoridades francesas "han decidido que los manifestantes pro-familia son una amenaza pública."

"Ellos han estado sujetos a controles de identidad, arrestos y detenciones arbitrarias sin base, así como la brutalidad policial a través de agresiones físicas y gases lacrimógenos", informó C-FAM la semana pasada.

El artículo da cuenta del informe del diario francés Le Figaro, según el cual, el 26 de mayo, habían mil arrestos y quinientas detenciones de personas que han expresado su opinión en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

C-FAM ha comparado el comportamiento de la policía en dos ocasiones: en mayo durante los violentos disturbios tras la victoria del equipo de fútbol en París, solo once personas fueron detenidas; sin embargo, durante una manifestación en favor del matrimonio tradicional en el mismo mes, cerca de 300 personas fueron detenidas.

Según C-FAM, varios videos de las protestas muestran cómo la policía antidisturbios francesa ataca con con gas lacrimógeno contra los manifestantes pacíficos, familias con niños y personas mayores o discapacitadas 

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa celebró una audiencia sobre las protestas y de acuerdo con el Centro Europeo para la Ley y la Justicia, hay evidencia de la brutalidad "contra el movimiento social en defensa de la familia que desafía la ley que abre el derecho al matrimonio y a la adopción para parejas del mismo sexo".

Según el Centro Europeo para la Ley y la Justicia, la protesta contra el matrimonio entre personas del mismo sexo es la mayor protesta social desde mayo de 1968.

Un informe presentado por el Centro Europeo para la Ley y la Justicia contiene numerosos relatos personales de personas que han declarado el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades.

"Al menor movimiento de la multitud, la policía utilizó inmediata y repetidamente gases lacrimógenos para contenerlo y dispersarlos", se lee en el informe, que describe la protesta de cerca de un millón de personas el pasado 24 de marzo.

"Nadie se salvó: mujeres, niños, ancianos, discapacitados. Los manifestantes fueron pisoteados y golpeados. Una mujer fue aplastada por un camión de la policía", dijo el informe.