Tres fundadores serán canonizados el 23 de octubre

Celebrado hoy el Consistorio público que ha fijado la fecha

| 2806 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 21 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- La española Bonifacia Rodríguez de Castro, y los italianos Luigi Guanella y Guido Maria Conforti serán canonizados el próximo 23 de octubre.

Así lo informó la Santa Sede, tras la celebración hoy del Consistorio ordinario público, presidido por el Papa, en el que se ha votado y fijado la fecha de la inscripción en el elenco de los santos.

En el Consistorio participaron 47 cardenales, entre ellos el decano del Colegio, cardenal Angelo Sodano, y el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone.

Los tres futuros santos son contemporáneos entre sí, entre mitad del siglo XIX y principios del XX, y fundadores de otras tantas congregaciones religiosas, de dicadas a la evangelización y la acción social.

Guido Maria Conforti (1865-1931) fue arzobispo obispo de Parma. Y es el fundador de la Pía Sociedad de San Francisco Javier para las Misiones Extranjeras (conocidos como misioneros javerianos).

Luigi Guanella (1842-1915), sacerdote, fundó dos congregaciones, ambas en ayuda de los marginados durante la revolución industrial: los Siervos de la Caridad y el Instituto de las Hijas de Santa María de la Providencia.

Bonifacia Rodríguez de Castro (1837-1905), es la fundadora de la Congregación de las Siervas de San José, para la promoción social y cristiana de las mujeres obreras.

Cambio de título

Otro de los temas tratados durante el Consistorio ha sido el paso de varios cardenales del orden diaconal al presbiteral, una promoción que se concede a los cardenales diáconos con más de diez años que lo soliciten.

Dentro del título de cardenal hay tres órdenes, de menor a mayor importancia: el de diácono, el de presbítero y el de obispo. El de obispo está reservado a quienes el Papa asigna una diócesis suburbicaria, y a los patriarcas orientales creados cardenales.

Cuando no hay sedes presbiterales vacantes (porque no haya fallecido su titular), el Papa puede elevar el título diaconal a presbiteral pro hac vice (“por esta vez”), mientras vive su titular.

En este consistorio, el Papa Benedicto XVI ha elevado a varios cardenales diáconos al rango de presbíteros, conservándoles la sede que tenían, que ha sido elevada pro hac vice al rango de presbiteral.

Se trata de los cardenales Agostino Cacciavillan (protodiácono de los Santos Ángeles Custodios), Sergio Sebastiani (diácono de San Eustaquio), Zenón Grocholewski (diácono de San Nicola in Carcere), Jorge María Mejía (diácono de San Jerónimo de la Caridad) y Roberto Tucci (diácono de San Ignacio de Loyola en Campo Marzio).

También ha sido elevado al rango de presbítero el cardenal Walter Kasper, hasta ahora diácono de Todos los Santos en Via Appia Nuova, petición que hizo en su nombre el secretario del Colegio Cardenalicio, monseñor Manuel Monteiro de Castro, ya que el interesado se hallaba hoy fuera de Roma.

Todos ellos han sido elevados a cardenales presbíteros, conservando el título que tenían, que ha pasado pro hac vice a ser presbiteral.

Por otro lado, el cardenal Jean Louis Tauran, anteriormente diácono de San Apolinar en Terme Neroniane-Alessandrine, ha pasado a ser protodiácono (diácono más antiguo), ocupando el puesto del cardenal Cacciavillan.

Por Inma Álvarez