Trinitarios y mercedarios crean una escuela para niños esclavos rescatados de Sudán

Con capacidad para cien menores

| 949 hits

MADRID, martes, 17 enero 2006 (ZENIT.org).- Los religiosos Trinitarios y los Mercedarios, han puesto en marcha un proyecto de actuación conjunta a favor de niños cautivos y de la calle en Sudán.



Según informa IVICON, las dos familias religiosas, que comparten el carisma de la redención como seña de identidad dentro de la Iglesia, a través de sus ONGs --Solidaridad Internacional Trinitaria y Acción Liberadora Mercedaria--, tienen previsto construir una granja-escuela con capacidad par atender de 60 a 100 niños liberados de la esclavitud o rescatados de la calle.

En el proyecto participan religiosos, religiosas y grupos de laicos pertenecientes a cada una de estas familias religiosas.

En esta granja-escuela, que llevará el nombre de San Juan de Mata, los niños podrán educarse en valores y aprender diversos oficios que les permitan insertarse en la sociedad y en el mundo laboral, especialmente en el cuidado del ganado, que es una de las principales fuentes de riqueza del país.

El presupuesto para la construcción y puesta en marcha de esta granja-escuela alcanza los 200.000 euros, y se prevé que esté terminada en año y medio. Una vez construida, será cedida a la diócesis de la zona, para garantizar la continuidad de su funcionamiento.

«El proyecto resulta interesante por varios motivos: Está directamente relacionado con la cautividad, objetivo carismático común de las dos órdenes redentoras; es un proyecto intercongregacional que va a convocar a la colaboración a toda la familia trinitaria de España y a toda la familia mercedaria de España; es un proyecto, además, que quiere asumir el mismo gobierno General de la Merced de Roma para implicar a todas las Provincias de Europa, América y África», según ha señalado el Superior Provincial de los Mercedarios de Castilla, Alejandro Fernández Barrajón.

El proyecto de colaboración de las dos familias religiosas quiere mejorar la situación de los menores en Sudán, uno de los países que persigue sistemáticamente a la minoría religiosa cristiana del sur (el 25% de la población) y que genera situaciones de cautividad.

En un país empobrecido por la guerra, con una esperanza media de vida que no alcanza los sesenta años, con un índice de natalidad del 35,79 por mil y un elevado índice de mortalidad infantil que llega al 64,05 por mil, la granja-escuela San Juan de Mata pretende convertirse en una posibilidad de liberación que devuelva la esperanza a los menores.