Turbas sandinistas contra religiosas nicaragüenses

Gente del movimiento sin tierra del país centroamericano lotizó tierras de una Fundación

| 1448 hits

Por N.S.M.

MANAGUA, viernes 7 diciembre 2012 (ZENIT.org).- Grupos incontrolados de sandinistas sin tierra que pretenden imponer la reforma agraria a punta de machete entraron en una propiedad privada católica donada por la fundación Fundepaz a unas religiosas para instalar allí diversos servicios educativos y de asistencia.

“Solo nos encomendamos al Altísimo ante tal turba de gente que entró con machete en mano de forma alterada”, recuerda la hermana Trinidad Santana, de los hechos ocurridos el sábado pasado en el Reparto San Francisco, de Tipitapa, cuando un grupo de tomatierras entró botando cercos y lotificando la propiedad de las religiosas, según reportaba un medio nicaragüense el 5 de diciembre.

Eran cerca de las ocho de la mañana cuando vecinos del lugar les avisaron alarmados sobre la presencia de invasores en su propiedad.

A toda prisa las hermanas religiosas se dirigieron al lugar y el escenario que encontraron fue impactante: gente con machete en manos que sin “compasión” cortaban los árboles y utilizaban las ramas de estacas, para delimitar los lotes que iban entregando a los tomatierras, supuestamente liderados por Alex Montenegro y Adrián Gutiérrez.

Estos, al ser cuestionados sobre la invasión, se limitaron a decir con prepotencia que llegaban “de parte de la compañera Chayo Murillo” `[la esposa del presidente Daniel Ortega], y mostraron un papel común como supuesta “escritura autorizada”, relató la afectada.

“Nosotros les dijimos que queríamos hablar, que no estamos armadas, pero no hubo manera. La Policía llegó y más bien fueron expulsados y burlados por los invasores. Nos dijeron: ‘Ya volvemos con refuerzo’, y nunca se volvieron a aparecer”, denunció la hermana Trinidad, miembro de la sociedad religiosa Hermanitas de la Anunciación.

El terreno les fue donado por la Fundación Nicaragüense para la Promoción de la Democracia, la Paz y el Desarrollo de la Sociedad (Fundepaz), mediante escritura pública en febrero pasado.

El terreno consta de once manzanas las cuales serían utilizadas para construir un comedor infantil, una guardería, una escuela primaria, un taller de costura y un taller de panadería, para beneficiar a la comunidad aledaña al reparto San Francisco de Tipitapa, municipio de Managua.

“Ya nos habíamos reunido con el alcalde de Tipitapa y los concejales solo estamos esperando el permiso que extienden para construir, pero ahora pasó esto y no tenemos dinero para estar pagando abogado”, expresó Trinidad.

El diario "La Prensa", el más antiguo y prestigiado de Nicaragua, que reportó la noticia, intentó comunicarse con el procurador general de la República Hernán Estrada, para que explicase qué papel juega el abogado del Estado para frenar las invasiones de tierras privadas, pero no respondió las llamadas y en sus oficinas dijeron que no se encontraba.

"El Gobierno de Nicaragua en su abundante propaganda oficialista --afirma este diario- y en sus negociaciones ante Estados Unidos y representantes de la empresa privada, por el caso de la dispensa del Waiver, por medio de la Procuraduría General de la República, dijo que en esta Administración estaban respetando el derecho a la propiedad privada".

"Sin embargo --concluye- las tomas de tierra en nombre del partido del gobierno siguen ocurriendo en todo el país".