Turismo: Pautas del Vaticano para evangelizar con el patrimonio cultural

Recogidas en un mensaje de la Santa Sede para la Jornada Mundial del Turismo

| 1412 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 6 de junio de 2011 (ZENIT.org).- La Santa Sede destacó la conveniencia de adoptar una serie de iniciativas pastorales concretas para favorecer el diálogo intercultural en los viajes turísticos y aprovechar el patrimonio cultural al servicio de la evangelización.

Lo hizo en el Mensaje del Consejo Pontificio de la Pastoral para los Migrantes y los Itinerantes con motivo de la Jornada Mundial del Turismo, que se celebrará el 27 de septiembre con el lema Turismo y acercamiento de las culturas.

El documento, publicado este miércoles por la Oficina de Información de la Santa Sede, señala a la vez que todas esas iniciativas de la pastoral del turismo “deben integrarse en un programa amplio de interpretación”.

De esta manera, “junto a información de tipo histórico-cultural”, hay que mostrar “de forma clara y accesible el original y profundo significado religioso” de determinadas manifestaciones culturales”.

La Santa Sede invita a usar para ello “medios actuales y atractivos, y aprovechando los recursos personales y tecnológicos que están a nuestra disposición”.

Entre sus propuestas concretas, la Santa Sede incluye “la elaboración de recorridos turísticos que ofrezcan la visita a los lugares más importantes del patrimonio religioso-cultural de la diócesis”.

“Junto a ello –destaca el Mensaje- se debe favorecer un amplio horario de apertura, al tiempo que disponer de una estructura de acogida adecuada”.

“En esta línea aparece importante la formación espiritual y cultural de los guías turísticos, al tiempo que se puede valorar la posibilidad de crear organizaciones de guías católicos”, continúa.

Y añade también entre sus propuestas “la elaboración de "publicaciones locales en forma de folletos turísticos, de páginas web o de revistas especializadas en el patrimonio, con el intento pedagógico de evidenciar el alma, la inspiración y el mensaje de las obras, y con un análisis científico dirigido a la comprensión profunda de la obra".

“No podemos conformarnos con concebir la visita turística como una simple pre-evangelización, sino que debe servirnos de plataforma para realizar el anuncio claro y explícito de Jesucristo”, destaca el Mensaje.

Saber viajar”

La celebración de la Jornada Mundial del Turismo, promovida por la Organización Mundial del Turismo, se celebra desde 1980, con la adhesión de la Santa Sede.

“El tema de este año, Turismo y acercamiento de las culturas, quiere subrayar la importancia que los viajes tienen en el encuentro entre las diversas culturas del mundo, especialmente en estos tiempos en los que más de novecientos millones de personas realizan desplazamientos internacionales, favorecidos por los modernos medios de comunicación y el abaratamiento de los costes”, indica el documento vaticano.

El texto está firmado por el presidente y por el secretario del Consejo Pontificio de la Pastoral para los Migrantes y los Itinerantes, monseñor Antonio Maria Vegliò y Joseph Kalathiparambil, respectivamente.

Señala la necesidad de que las personas acepten la existencia de otras culturas y se enriquezcan con ellas, acogiendo lo que tienen “de bueno, de verdadero y de bello”.

“Y para alcanzar este objetivo, el turismo nos brinda todas sus posibilidades”, destaca, y añade: “es tan importante el “saber acoger” como el “saber viajar””.

El texto destaca la importancia de “saber escuchar, querer ser interpelados por el otro, querer descubrir el mensaje que encierra cada monumento, cada manifestación cultural, desde el respeto, sin prejuicios ni exclusiones, evitando lecturas superficiales o sesgadas”.

Según el dicasterio, “las actividades turísticas se deben organizar desde el respeto a las peculiaridades, leyes y costumbres de los países receptores, por lo que los turistas deberán recabar información, desde antes de su salida, sobre las características del lugar que van a visitar”.

A la vez, continúa, “también las comunidades receptoras y los agentes profesionales deberán conocer las formas de vida y las expectativas de los turistas que los visitan”.

Y añade que “un objetivo de nuestra pastoral del turismo será ciertamente educar y preparar a los cristianos de modo que ese encuentro de culturas que se puede producir en sus viajes no sea una oportunidad perdida, sino que sirva ciertamente como un enriquecimiento personal”.

Potencial evangelizador

Las “obras de arte y de memoria histórica tienen un enorme potencial evangelizador, en cuanto que se insertan en la via pulchritudinis, el camino de la belleza, que es "una senda privilegiada y fascinante para acercarse al misterio de Dios"”, destaca.

Como objetivo prioritario de la pastoral del turismo señala “mostrar el verdadero significado de todo este acervo cultural, nacido al calor de la fe y para gloria de Dios”.

Y explica: “Es por ello importante que presentemos este patrimonio en su autenticidad, mostrándolo en su verdadera naturaleza religiosa, insertándolo en el contexto litúrgico en el que nació y para el que nació”.

También invita a preguntarse constantemente: “¿cómo acoger a las personas en los lugares sagrados de modo que esto les ayude a conocer y amar más al Señor?, ¿cómo facilitar un encuentro entre Dios y cada una de las personas que allí acuden?” y destaca la importancia de una acogida adecuada.

Congreso en Cancún

Finalmente, monseñor Vegliò anuncia la celebración del VII Congreso Mundial de Pastoral del Turismo, que tendrá lugar en Cancún (México) la semana del 23 al 27 de abril de 2012.

El eventoorganizado por nuestro Pontificio Consejo en colaboración con la Conferencia Episcopal Mexicana y la prelatura de Cancún-Chetumal, permitirá, concluye el Mensaje, “seguir profundizando en las propuestas concretas que la pastoral del turismo requiere para los tiempos presentes”.