Ucrania, cantera de vocaciones religiosas femeninas

Crece la misión de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará

| 1089 hits

ROMA, jueves, 17 julio 2008 (ZENIT.org).- Después de casi diez años de su fundación en Ucrania, la nueva realidad de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará (http://www.servidoras.org), un instituto femenino de vida consagrada nacido en Argentina hace 20 años, sigue creciendo en esta tierra de fe martirial y cuenta con numerosas vocaciones locales. 

Zenit ha hablado con la Madre Madre María de las Lágrimas Farina, destinada a la misión en Ucrania, en la que es superiora. 

El Instituto Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará (SSVM) es la rama religiosa femenina de la Familia del Verbo Encarnado. Actualmente cuentan con 816 hermanas en todo el mundo, en 27 países y 44 diócesis. 

--Su Instituto respira con dos pulmones, oriental y occidental. ¿En qué se concreta esto? 

--Madre Madre María de las Lágrimas: El Papa Juan Pablo II dijo en uno de sus discursos: "No se puede respirar como cristiano, diría más, como católico, con un solo pulmón; hay que tener dos pulmones, es decir, el oriental y el occidental" (13 de mayo de 1980).

Por eso, si bien nuestro Instituto comenzó en un lugar donde el rito romano es predominante, sin embargo desde el inicio nuestro fundador manifestó su deseo de tener una rama oriental. 

Este deseo de ayudar a las iglesias orientales se pudo concretar no mucho tiempo después de nuestra fundación, pues en el año 1999 llegaron a Ucrania las primeras Servidoras, las cuáles siguiendo nuestro carisma propio que es inculturar el Evangelio, o sea, para prolongar la Encarnación en "todo hombre, en todo el hombre y en todas las manifestaciones del hombre", asumieron como propio el rito bizantino-ucraniano, tan rico y vivo en su liturgia y en sus tradiciones.  

Junto con los sacerdotes del Instituto del Verbo Encarnado, Familia Religiosa a la cual pertenecemos, trabajamos en Ucrania en la promoción y formación de vocaciones, en la catequesis parroquial en todos los niveles (de niños, adolescentes, jóvenes y adultos), en las escuelas, en las obras de misericordia, en los medios de comunicación, también se está iniciando un interesante trabajo con las familias y con los distintos profesionales a través de la Tercera Orden laical, la predicación de ejercicios espirituales, las misiones populares, etc. 

--¿De cuántas casas hablamos?  

--Madre Madre María de las Lágrimas: Nuestro Instituto cuenta en este momento con 102 casas presentes en 27 países del mundo. De estas casas 6 son monasterios contemplativos y cada uno de ellos reza por una intención especial: Por la paz en el de Argentina; por la vida consagrada en Perú; por la unidad de la Iglesia en Italia (Pontinia); otro monasterio en Italia reza por los sacerdotes (Velletri); para reparar las ofensas que se comenten contra la Eucaristía y por la dignidad del hombre en Holanda y por el pueblo judío en el monasterio de Estados Unidos.  

Actualmente estamos preparando la fundación de un monasterio contemplativo en Ucrania, el cual será el primero de nuestra Congregación de rito bizantino. 

--Y aquí en Ucrania, ¿hay vocaciones locales? 

--Madre Madre María de las Lágrimas: Desde 1994 están presentes en Ucrania los sacerdotes del Verbo Encarnado, desde entonces Dios ha suscitado vocaciones masculinas y femeninas.

En este momento contamos con dos casas de formación: El Noviciado, en la ciudad de Ivano-Frankivsk, con 11 novicias y  5 postulantes. Fue nuestra primera casa en Ucrania. 

El Aspirantado, fundado en 2004 en la provincia de Zakarpattia. Al presente tenemos 5 aspirantes. 

Dios nos ha bendecido con muchas vocaciones del lugar. A casi diez años de la fundación hay 55 hermanas ucranianas. La evangelización en Ucrania se está realizando prácticamente con vocaciones locales, lo cual es una ventaja porque lo pueden hacer en su propio rito.  

También hay hermanas ucranianas que actualmente están evangelizando en los países de la ex Unión Soviética donde la lengua local y la cultura les son en cierto modo cercanas. Desde acá se han destinado hermanas a Rusia (en las ciudades de Kazán, Ulianovsk y Omsk) y a Tayikistán.  

En Siberia, en la ciudad de Omsk hay una comunidad de hermanas ucranianas trabajando con los católicos de rito bizantino y ayudan también en las parroquias de rito romano. Aquella deportación masiva de los católicos en los años 1946 y 1947 aunque dolorosa, preparó el terreno para la actual misión. 

Lo mismo sucede en Egipto, las vocaciones del lugar (de rito copto) son un gran apoyo para afianzar el trabajo en ese mismo país y en otros lugares de lengua árabe como Túnez, Tierra Santa, Jordania y Siria. 

--¿Cuál es la labor con los niños huérfanos o hijos de madres solteras?

--Madre Madre María de las Lágrimas: El Hogar "San Nicolás", en la ciudad de Ivano Frankivsk es una de las tres casas que tenemos actualmente en Ucrania, junto con las dos casas de formación mencionadas anteriormente.  

Este Hogar es en Ucrania el comienzo del gran proyecto de la Ciudad de la Caridad. Este proyecto está extendido en diversas jurisdicciones de nuestro Instituto, (Argentina, Perú, Egipto, Ecuador, etc.). Es una maravillosa idea de nuestro fundador que quiso que lleváramos a cabo las distintas obras de caridad con los más necesitados, abarcando de este modo todas las obras de misericordia tanto corporales como espirituales.  

Nuestro trabajo en el Hogar consiste en crear un ambiente de familia, para ofrecerles precisamente lo que ellos no tienen. Porque sólo el amor cura las heridas de la vida.  

Hay cuatro grandes grupos: - Las mamás solteras con sus bebés, - los bebés y niños en edad preescolar (sin mamás), - los niños en edad escolar y las jóvenes, (huérfanos o de familias con problemas), - las señoras mayores enfermas mentales o con alguna discapacidad física. 

--¿Cómo ayudan a valorar la maternidad a estas madres solteras? 

--Madre Madre María de las Lágrimas: El trabajo con las mamás solteras (en muchos casos adolescentes y huérfanas) es hacerlas conscientes del valor de la maternidad. En primer lugar amar y cuidar a su hijito, sin descuidar las tareas de la casa, la higiene personal, la cocina, la limpieza, las obligaciones de la vida cristiana.  

En segundo lugar incentivarlas a hacer algo en la vida: a realizarse estudiando alguna carrera, o aprendiendo algún oficio, sabiendo al mismo tiempo cumplir con las obligaciones de madre. 

Los niños pequeños llegan por diversos motivos. A veces son casos que quedarían abandonados en el hospital. Ante este tipo de situaciones y para evitar este abandono, el personal médico de la maternidad de Ivano Frankivsk les propone contactarnos. De este modo nos dejan sus hijos con la promesa de visitarlos y retirarlos habiendo solucionado el problema que de momento les impide llevarlos consigo. De nuestra parte trabajamos por mantener contacto personal con las madres o padres para que no pierdan la consciencia de la responsabilidad y el contacto con ellos ya que ni la mejor opción puede reemplazar la propia familia.  

Hemos abierto una guardería y jardín de infantes dentro del Hogar para la atención y educación de los niños más pequeños. Hay maestras que los atienden durante el día y voluntarios que ayudan de distintos modos (llevándose ropa para lavar, bañando a los chicos, turnándose para cuidarlos, incluso durante la noche, hay médicos ayudando con el tema de la salud, etc.). Con gran alegría podemos contar con cuatro casos en los que las madres de distintos niños, después de algún tiempo de dificultad, retiraron a sus hijos para llevarlos consigo. 

Los niños en edad escolar llegan generalmente por solicitud del Juzgado de menores. Hay gran colaboración de parte de las entidades de gobierno. Nuestra gran tarea es la educación en las virtudes humanas y cristianas, siguiendo el método del gran educador San Juan Bosco. 

A las señoras mayores se las asiste tratando de aliviar sus sufrimientos físicos. Se trata de hacerlas sentir parte de la familia, dándoles atención y en la medida de sus posibilidades se les da actividades que ellas puedan realizar para que se sientan útiles.  

Como siempre se iniciaron las grandes obras en la Iglesia también nosotras comenzamos confiadas en la Divina Providencia, sin medios materiales, pero sabiendo que "Aquel Padre lleno de bondad que se ocupa de los pájaros y de las flores del campo, no abandonará a los que con tanta confianza se entregan a El" (conf. Mt 6, 25-34). Esto Dios nos lo confirma diariamente.  

--¿Por qué en Ucrania su conocido hábito azul y gris es negro? 

--Madre Madre María de las Lágrimas: Como un gesto de respeto al rito y a las tradiciones del lugar, se consideró conveniente usar el hábito de color negro, ya que con este color generalmente se identifica a la persona consagrada en el Rito Bizantino. Este fue nuestro primer paso de inculturación en esta misión.  

Así como nuestro fundador, el padre Carlos Buela compara a las hermanas de hábito gris y azul con las glicinas, porque son muchas, porque siempre andan juntas, porque a pesar de su aparente fragilidad muestran una enorme resistencia y porque saben florecer aún en la casa de los pobres llenándolas de muy delicado perfume, a las hermanas bizantinas de hábito negro, las compara con las golondrinas, porque también ellas viajan largas distancias, dejando sus casas y yendo a otros lugares muy lejanos para misionar... porque siempre cantan, en la liturgia y en todo momento. 

Por Miriam Díez i Bosch