Un centro de la Iglesia para leprosos en la China comunista

| 595 hits

PEKÍN, 16 mar 2001 (ZENIT.org).- El padre Luis Gutheinz, de origen austríaco, junto con las Hermanas Oblatas de la Sagrada Familia y con la colaboración de las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción, está llevando adelante un proyecto de asistencia a los enfermos de lepra en el sur de China, sobre todo en las regiones de Jiangxi y Sichuan.



El centro ha surgido en respuesta a una petición formulada por autoridades sanitarias chinas y que cuenta con la aprobación de las autoridades comunistas.

En Sichuan, como revela el servicio internacional de información de las comunidades religiosas VID (http://www.vidimusdominum.org), hay alrededor de 40 mil personas afectadas por la enfermedad de Hansen, y 114 leproserías. Estas estructuras sólo pueden atender una pequeña parte de los enfermos por falta de espacio y de condiciones sanitarias adecuadas. En todo el territorio de China continental, los enfermos de lepra son 320.000.

Después de que el padre Gutheinz viajó entre 1997 y 1999 a China en varias ocasiones para estudiar la situación, en mayo del año pasado las Hermanas Oblatas de la Sagrada Familia comenzaron a enviar religiosas a las leproserías de Sichuan y de Jiangxi.

El misionero ha señalado que, además de la asistencia a los enfermos, es preciso realizar una campaña de sensibilización social, para evitar las discriminaciones y el aislamiento. Los enfermos y sus familias con frecuencia son rechazados por la sociedad, constata.