Un ciego en una silla de ruedas podría ser el primer periodista santo

Manuel Lozano dictó nueve libros y gano un premio periodístico

| 822 hits

ROMA, 26 enero 2001 (ZENIT.org).- La Iglesia elevará por primera vez a la gloria de los altares de la santidad a un periodista. Un caso fuera de lo común: 28 años en una silla de ruedas, 10 años ciego y, sin embargo, autor de apasionantes artículos y libros.



Se trata de Manuel Lozano Garrido, más conocido en su Andalucía natal como «Lolo», quien sufrió una grave enfermedad llamada espondilitis. Fue capaz de cristianizar el dolor y encontrar un nuevo sentido a su vida. De este modo escribió nueve libros de espiritualidad, fundó la revista para enfermos «Sinaí», y colaboró con diversas revistas y diarios de corte evangelizador.

Su causa de beatificación está a punto de concluir, según comunicó Don Rafael Higueras, promotor de la causa de beatificación del siervo de Dios en el transcurso de un acto informativo para presentar los últimos libros del homenajeado, editados por Edibesa, el martes pasado.

Rafael Higueras explicó, en declaraciones publicadas ayer por el diario La Razón que ha finalizado el proceso de recogida de testimonios y documentación que prueban «las virtudes y la vida ejemplar que llevó Manuel Lozano Garrido a lo largo de su existencia».

Agregó también que se había declarado válido el proceso para el reconocimiento del primer milagro atribuido a la intercesión de Lolo (requisito imprescindible para la beatificación), sobre el que ya se han pronunciado favorablemente dos de los cinco médicos que deben dar su opinión científica al respecto.

Rafael Higueras añadió que la causa de beatificación está siendo estudiada en estos momentos por el Colegio de consultores y cardenales último trámite para su presentación al Papa, cuya opinión es determinante para aprobar la veneración pública de Manuel Lozano Garrido como beato de la Iglesia católica.

Un periodista católico
Manuel Garrido Lozano, nació el 9 de agosto de 1920 en Linares (Jaén) y comenzó a desarrollar su trabajo profesional como periodista en medios de comunicación religiosos como el diario Ya, Telva, la agencia Prensa Asociada, Vida Nueva, Signo ....

En 1942 contrajo una grave enfermedad (espondilitis) que le deformó completamente el cuerpo y que le dejó invalido. Por ese motivo, durante 28 años tuvo que vivir «sujeto» a una silla de ruedas, regalo de sus compañeros periodistas. Los últimos diez años de su vida los pasó completamente ciego. A pesar de este gran inconveniente, dictó nueve libros a su querida hermana Lucy y a sus amigos.

En la actualidad, gracias al buen hacer del editor José Antonio Martínez Puche, director de Edibesa, prestigiosa editorial de ámbito religioso ha publicado esos nueve volúmenes entre los que destaca «Las estrellas se ven de noche», «El árbol desnudo», «Las golondrinas nunca saben la hora», «Dios habla todos los días» y «La alegría vivida en el dolor», este último, biografía de Lolo escrita por Rafael Higueras.

Lolo no sólo hizo periodismo, sino que además ganó uno de los galardones periodísticos más tradicionales de España, el Premio Bravo 1969, concedido por la Conferencia Episcopal Española.

El testamento del siervo de Dios Manuel Lozano Garrido, muerto el 3 de noviembre de 1971 es revelador de lo que fue su vida: «Amigos: por un tiempo no nos veremos; Me adelanto al encuentro del Padre; Os agradezco que hayáis estado junto a mi muerte, como estuvistéis junto a mi sillón de ruedas. sigo vuestro y os renuevo mi cita en la Alegría. Cuidad de Lucy. Y recordad que todo es gracia».