Un dominico en Pakistán

El padre Patrick Peter habla sobre la persecución contra los cristianos

| 1813 hits

ROMA, domingo 12 de junio de 2011 (ZENIT.org) – Los cristianos en Pakistán se enfrentan a una grave persecución, pero el problema no está en que sean una pequeña minoría en un país con una abrumadora mayoría musulmana.

De hecho, afirma el padre dominico Patrick Peter, los católicos y musulmanes forjan amistades que duran toda la vida en los colegios católicos del país. Los problemas, cuenta, surgen sólo con los estudiantes de una tipo particular de escuela.

El programa de televisión “Dios llora en la Tierra” de la Catholic Radio and Television Network (CRTN) en colaboración con Ayuda a la Iglesia Necesitada ha hablado con el padre Peter sobre su propia vocación y la situación de los católicos en Pakistán.

- ¿Usted es de Pakistán, pero su nombre es Patrick?

Padre Peter: Fui educado en la religión; mi familia es muy católica. El nombre de mi padre es Peter y él me puso mi nombre porque comienza con la letra “P”. Pensó que era el mejor nombre y también por los padres dominicos.

- ¿Por qué se hizo dominico?

Padre Peter: Cuando era niño conocí a los padres dominicos en la diócesis de Faisalabad porque mi padre trabajaba para los dominicos. Mi tía, por parte de mi padre, era una hermana dominica de Santa Catalina de Siena, y un tío, por parte de mi madre, era también sacerdote dominico. Por lo que gracias a estas personas, tuve el deseo de ser dominico.

En aquella época no sabía la diferencia entre un sacerdote diocesano y uno religioso. En 8º y 9º curso dije que quería ser sacerdote. Cuando estaba en la universidad llegué a comprender un poco mejor la vida religiosa y, por ello, hablé con mi tío, que era dominico, que me dijo: “Ven, ven y únete a nosotros”. Así que, en Faisalabad, me uní a los dominicos.

- ¿Quiénes son los cristianos de Pakistán? ¿Son los pobres?

Padre Peter: La mayoría de los cristianos de Pakistán son pobres. A menudo viven en el umbral de la subsistencia. Es un gran reto para los cristianos de Pakistán – incluso para los educados. La mayoría de los cristianos suelen ser tan pobres que no tienen para pagar los sobornos para acceder a buenos puestos de trabajo, mientras que los musulmanes tienen más posibilidades porque sí pueden – y la ley da preferencia a un musulmán.

- ¿Los cristianos son perseguidos por su fe?

Padre Peter: Sí. En Pakistán, los cristianos estamos siendo perseguidos. Tenemos dificultades sobre todo con esta ley de la blasfemia: una ley según la cual, cualquiera que diga algo contra el profeta Mahoma o cualquiera que deshonre una página del Corán puede ser acusado y sometido a juicio.

- ¿Ha experimentado usted personalmente la discriminación o la persecución?

Padre Peter: Yo no, pero, tras mi ordenación, cuando era joven, fui testigo de un caso. En mi primer día como sacerdote, tras oficiar una misa de acción de gracias, me encontré con un grupo de cristianos, de 16 a 17 familias, que habían sido acusados de decir algo contra el profeta. Todos habían sido expulsados de sus aldeas y le habían quemado sus casas.

- El obispo de Faisalabad ha dicho que los cristianos juegan un papel determinante en el progreso del país. ¿Qué quería decir con esto?

Padre Peter: Decía esto sobre todo para hacer hincapié en que los cristianos tienen las mismas obligaciones que los musulmanes. Todos somos paquistaníes. Todos nos enfrentamos a dificultades. Contribuimos igualmente al progreso de Pakistán en el campo de la educación y la medicina. En Pakistán, la Iglesia católica tiene muchas instituciones educativas y acepta a todos. Los hospitales católicos también aceptan a todos. Así que los cristianos, y en particular los católicos, tenemos que dar un testimonio especial de fe entre los musulmanes viviendo nuestros valores cristianos, tanto en cómo somos testigos de nuestra fe a través de nuestro apostolado del servicio como en la forma en que vivimos nuestras vidas diarias.

- ¿Hasta qué punto juegan un papel importante los colegios católicos en Pakistán?

Padre Peter: Tenemos dos categorías de colegios: los colegios de inglés medio y los colegios urdu. La mayoría de los paquistaníes que pueden pagar el coste de escolarización envían a sus hijos a los colegios de inglés medio. Los colegios misioneros, los colegios católicos incluidos, están en esta categoría. La mayoría de los paquistaníes, que son en su mayor parte musulmanes, prefieren estos colegios misioneros.

- ¿Cómo se puede explicar la persecución contra los cristianos cuando tantos musulmanes van a los colegios católicos?

Padre Peter: El problema no es el musulmán medio en general. Los problemas vienen de los estudiantes de las madrazas (las escuelas religiosas y seminarios islámicos) a cargo de algunas mezquitas. Los estudiantes que vienen de nuestras colegios tienen muy buenas relaciones entre ellos y suelen desarrollar amistades de por vida.

- ¿Hay alguna posibilidad de diálogo con la comunidad musulmana?

Padre Peter: Por supuesto que la hay y el diálogo se está desarrollando. En mi pueblo, cuando era niño, nosotros, cristianos y musulmanes, teníamos una relación muy buena. Conversábamos y manteníamos amistad.

- ¿Cómo va a ayudar a su país?

Padre Peter: Ya estoy involucrado en la formación y una de mis tareas es la preparación de los sacerdotes del mañana. Voy a ayudar a prepararlos para que cuando estén en su ministerio tengan una buena actitud hacia la gente - para que la preparen y la eduquen.

* * *

Esta entrevista fue realizada por Marie-Pauline Meyer para “Dios llora en la Tierra”, un programa semanal producido por la Catholic Radio and Television Network en colaboración con la organización católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada.

--- --- ---

Más información en: www.ain-es.orgwww.aischile.cl