Un general secuestrado durante 11 años agradece “el milagro” de su liberación

Su hija Jenny viajó al Vaticano en noviembre pasado para pedir por su libertad

| 2120 hits

BOGOTÁ, martes 15 de junio de 2010 (ZENIT.org).- “El milagro se logró”, fueron las palabras del general del Ejército Luis Herlindo Mendieta, quien fue rescatado hace dos días por el Ejército colombiano junto con tres compañeros más, tras permanecer casi 12 años secuestrado.

El general Mendienta en una entrevista con la emisora Radio Caracol esta mañana dio las gracias “a la fe de mi señora esposa, de Jenny (su hija) y a todas las oraciones de Colombia y el mundo”. Por su parte, su esposa María Teresa Mendieta aseguró que “Dios escuchó mis oraciones”.

“Yo me encomendé a Dios todo este tiempo y Dios me protegió” dijo el oficial de la Policía colombiana tras ser liberado.

Este hombre de 53 años, calificó la experiencia del secuestro como "una soledad muy espantosa", y dijo que tras su rescate está "maravillado y disfrutando cada segundo".

Junto con el general Mendienta fueron rescatados el coronel Enrique Murillo, el coronel William Donato Gómez (estos tres de la Policía nacional) y el sargento Arbey Delgado (del Ejército de Colombia). Todos llevaban casi 11 años en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC.

Encuentro con el Papa

Jenny Mendieta la hija del general, había viajado a Roma el otoño pasado y tuvo un breve encuentro con el Papa Benedicto XVI, tras la Audiencia del miércoles 18 de noviembre.

Esta joven de 22 años comentó que en su encuentro con el Pontífice, ella le tomó de las manos y le pidió que orara por el milagro de la liberación de su padre, a lo que el Papa le respondió: “Se va a dar el milagro, tenga fe. Así va a ser”.

La hija del general Mendienta había participado de una caravana denominada “Por la libertad de los secuestrados en Colombia”, que el año pasado recorrió en motocicleta varios países europeos llegando a Roma para participar de la Audiencia con el Papa.

“Saludo cordialmente a los fieles de lengua española. En particular, a la Caravana por la paz y la liberación de los secuestrados”, dijo en aquel entonces Benedicto XVI.

La caravana fue liderada por el periodista Colombiano Herbin Hoyos, que tuvo que huir de este país por razones de seguridad. Herbin, en aquella ocasión habló también unos minutos con el Papa, y recuerda que “él hizo mucho énfasis en la oración. Me tomó la mano y me miró a los ojos, como diciéndome que tuviera confianza”.

Secuestrados: tengan fe”

Por su parte, la ex candidata a la presidencia de Colombia Ingrid Betancourt, quien estuvo casi 7 años secuestrada y fue compañera de cautiverio del general Mendieta, participó también esta mañana del diálogo con Caracol Radio y aprovechó para agradecer “al Sagrado Corazón”, del cual “soy muy devota” por esta liberación. Dijo que en éste, su mes “estaba esperando una buena noticia”.

"Yo sé que todos los compañeros nuestros que están en la selva están esperando también su momento y añorando que también les llegue la libertad", dijo Betancourt, quien poco después de su liberación se reunió con el Papa Benedicto XVI en su residencia de Castelgandolfo.

"Deben estar con esos sentimientos encontrados, de sentir la felicidad por la libertad de nuestros cuatro compañeros liberados pero también deben sentir como esa angustia de no saber cuándo les va a llegar a ellos el turno'', aseguró la ciudadana colombo – francesa quien hoy reside en París.



"Tengan fe que esta pesadilla se va a acabar muy pronto", les exhorto la ex secuestrada.

Por Carmen Elena Villa