Un grupo de Facebook de apoyo a los sacerdotes logra 27.000 adhesiones

“Yo tengo un amigo sacerdote que es genial” suma dos mil miembros al día

| 2923 hits

CUERNAVACA, viernes 30 de abril de 2010 (ZENIT.org).- El grupo en Facebook que lleva por lema “Yo tengo un amigo sacerdote que es genial aunque los medios digan que no”, impulsado por el joven mexicano Héctor Mojica, ha logrado ya más 27.000 adhesiones. Una cifra que aumenta por minutos y suma dos mil nuevos miembros al día.

Cuando Héctor Mojica Romero, un joven mexicano de 27 años que vive en Cuernavaca, al sur de la capital de México, tuvo la idea de crear un grupo en Facebook que denominó “Yo tengo un amigo sacerdote que es genial aunque los medios digan que no”, nunca imaginó que en poco más de un mes se unirían más de 27.000 seguidores, informa este joven a ZENIT.

La idea se le ocurrió a Héctor Mojica un día al ver los programas de noticias en televisión en que se criticaba a los sacerdotes por algunos casos de abuso de menores. Reflexionando, pensó que los sacerdotes que el conoce no son así. Entonces se sentó delante del ordenador y creó un grupo que en principio estaba pensado para sus amigos de México.

El número de seguidores de este espacio de Facebook aumenta por minutos: mientras se preparaba esta noticia, los seguidores pasaron de 26.989 a 27.128.

En la exposición de motivos, se afirma que el grupo se ha formado “para mostrar la verdad del sacerdocio cristiano católico”. “Creemos con firmeza –afirma- que es una vocación maravillosa y que somos más los que creemos, que aunque humanos, comparten una vocación divina. Y también sabemos que son como nosotros, débiles, pero rezamos por ellos”.

“Aunque los medios de comunicación pongan todas sus fuerzas para hacernos perder la confianza en ellos – subraya –, sabemos que son muchos más los sacerdotes santos que los que por diferentes circunstancias han fallado”.

Héctor Mojica quedó impresionado por la respuesta, que no se limitó a México, sino que en poco tiempo empezaron a unirse personas de Puerto Rico, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Chile, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Italia, Canadá, Croacia, Filipinas y España, entre otros países.

La mayoría de los adherentes son jóvenes. “Si algo tenemos los jóvenes es que a nosotros no se nos engaña fácilmente y en esto nosotros nos damos cuenta de la verdad, por eso el grupo ha tenido tanto éxito”, afirma Mojica.

Este joven mexicano está convencido de que su idea de crear este espacio fue una inspiración divina pues nunca antes había pensado en crear un grupo en Facebook ni en ninguna red social. “En verdad Dios se hace cargo de dejarte con la boca abierta, o de jugarte bromas tan bonitas como éstas, pero todo está planeado y no existen coincidencias”, declaró Héctor Mojica.

El grupo sigue aumentando y, en las últimas semanas ha empezado a recibir un promedio de dos mil seguidores diarios.

Los participantes en el grupo aportan el testimonio de un sacerdote amigo, o simplemente conocido, que ha sido importante para sus vidas y que es ejemplo de lo que es una verdadera vocación sacerdotal.

Quienes se adhieren al grupo, “suben sus fotos y hermosos testimonios de sacerdotes que han entregado su vida, nos hablan de esos ‘amigos geniales’ y de cómo les han ayudado silenciosos héroes anónimos, grandes misioneros, devotos celebrantes y fieles amigos de Dios, aún en las batallas más difíciles”, declaró a la agencia Gaudium Press el joven mexicano.

Entre los que aportan su testimonio en Facebook, Ale Moreno afirma: “Gracias a Dios todos los sacerdotes que he conocido son personas que reflejan la luz de Dios, que dan todo su tiempo al servicio de su Iglesia”.

Mildres Herazo dice que “en ellos todos tenemos unos guías espirituales que siempre están disponibles cuando los necesitamos y eso es obra de Dios”.

Olga León opina que “pagan justos por pecadores, porque a mí uno de ellos me ayudó para empezar a confiar en Dios. Y doy gracias por aquellos que siguen el camino de Dios”.

Concha Abad confiesa: “Unirme a este grupo me ha costado, pero me puede al final la Verdad. Tengo varios amigos sacerdotes sin los cuales mi vida no sería la misma, les debo muchísimo y los quiero muchísimo, con sus aciertos, sus fallos, sus debilidades y su valentía”.

Alex Chávez concluye: “Claro que tengo amigos sacerdotes y son geniales. Dios bendiga a estos hombres que dejándolo todo decidieron servir en este ministerio. Hay que orar con mucho fervor por todos y cada uno de ellos”.

Para entrar en el espacio del grupo: http://www.facebook.com/group.php?gid=404166879781&ref=nf

Por Nieves San Martín