Un informe del Europarlamento exige imponer el aborto en la Unión Europea

Especialmente entre «las minorías étnicas y los marginados sociales»

| 546 hits

ESTRASBURGO, 24 junio 2002 (ZENIT.org).- Un informe aprobado por una Comisión del Parlamento Europeo busca imponer la legalización del aborto en los países miembros (presentes y futuros) de la Unión Europea (UE).



El texto «Sanidad y derechos en materia de sexualidad y de reproducción» fue ratificado por la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Oportunidades el 4 de junio por 21 votos a favor, 11 en contra y 4 abstenciones, después de sufrir ligeras enmiendas.

En su propuesta de resolución número 12 (de la traducción al castellano), el informe presentado por la Anne E. M. Van Lancker, miembro del Grupo Parlamentario del Partido Socialista Europeo, «Recomienda que, para proteger la salud reproductiva y los derechos de las mujeres, se legalice el aborto, con objeto de hacerlo más accesible a todos y eliminar así los riesgos de las prácticas ilegales».

En varios números, por ejemplo el 9 y el 13, el informe de la eurodiputada belga pide que esta propuesta de legalización del aborto se aplique a todos los países de la Unión Europa, así como a los países candidatos a formar parte de la misma.

El número 20 del informe «Solicita a los Gobiernos de los Estados miembros y de los países candidatos que ofrezcan apoyo a las adolescentes embarazadas, con independencia de que deseen interrumpir el embarazo o llevarlo a término».

El número 27 insta al Consejo y a la Comisión europeos a que, «en su estrategia de preadhesión, presten asistencia técnica y financiera a los países candidatos con objeto de desarrollar y aplicar programas de promoción de la salud y normas de calidad en servicios de salud sexual y reproductiva, y a que garanticen que la ayuda actual de la UE destinada a la Europa Oriental y al Asia Central incluye estos tipos de programas». Estos programas en general incluyen el aborto.

A continuación, el número 28 «pide a la Comisión que tenga en cuenta el impacto devastador de la política "Ciudad de México" del Gobierno Bush, que deniega ayuda financiera a organizaciones no gubernamentales que ocasionalmente envían a mujeres a clínicas abortistas como última solución, especialmente en relación con los programas para la Europa Central y Oriental; pide a la Comisión que compense la carencia presupuestaria provocada por la política "Ciudad de México"».

El número 4 pide que los programas de control demográfico y de «salud reproductiva» (término que incluye el aborto) se promuevan especialmente entre «los grupos más desfavorecidos, tales como los jóvenes, las minorías étnicas y los marginados sociales».

El texto completo del informe puede leerse en la página web del Europarlamento http://www.europarl.eu.int.