Un libro demuestra que la Iglesia siempre condenó el terrorismo de ETA

Enciclopédica obra sobre los documentos del episcopado

| 393 hits

MADRID, 9 enero 2002 (ZENIT.org).- Los documentos publicados por la Iglesia católica en España desde 1968 demuestran su condena total del terrorismo. Es la conclusión evidente a la que llega el libro «La Iglesia frente al terrorismo de ETA».



El volumen, publicado por la Biblioteca de Autores Cristianos, fue presentado este miércoles en la Asociación de la Prensa de Madrid.

Se trata de una recopilación de intervenciones eclesiales, con un epílogo del arzobispo de Pamplona, monseñor Fernando Sebastián, en que vuelve a realizar una nueva condena de la violencia protagonizada por el grupo armado separatista vasco.

La obra ha sido realizada por el periodista José Francisco Serrano Oceja, redactor jefe del semanario «Alfa y Omega».

Se trata de un libro en el que se recogen 500 referencias explícitas de las condenas de la Iglesia desde el primer atentado terrorista en 1968 hasta el año 2001.

En la rueda de prensa de presentación participó Joaquín Luis Ortega, director de la BAC, quien explicó que existen en algunos medios informativos muchos tópicos y pocos textos. Recordó que esta obra nace tras una polémica suscitada hace un año ante unas acusaciones del vicepresidente primero del Gobierno contra la Iglesia. Por ello, el libro es un servicio a la justicia, la verdad y la paz social.

El periodista Justino Sinova, subdirector del diario «El Mundo», también participó en la presentación para señalar la necesidad que existía de la publicación de un libro como éste. Reconoció la condena permanente de ETA que han hecho los obispos españoles, incluyendo, como aparece en el libro, al obispo emérito de San Sebastián, monseñor José María Setién.

El historiador Juan María Laboa, profesor de la Universidad de Comillas, aseguró que esta obra «es un antídoto contra la frivolidad del historiador y del periodista, presentando una antología de textos de lo tratado por la Iglesia y sus instituciones sobre el terrorismo desde el punto de vista moral».

Asimismo, el catedrático subrayó la coherencia y las intervenciones tajantes de los obispos contra la violencia, frente a línea seguida por algunos grupos políticos.