Un match de fútbol interreligioso por la paz con jugadores famosos

Lo prepara Scholas Occurrentes. Este miércoles con el Papa concluyen su congreso en el Vaticano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 765 hits

El encuentro de tres días de Scholas Occurrentes que se está realizando en la Casina Pío IV, ubicada en los jardines del Vaticano, tendrá como broche de oro el encuentro de este miércoles 19 por la tarde con el papa Francisco.

Lo indicó hoy a ZENIT uno de los dos directores generales de Proyecto, Enrique Palmeyros, al concluir una rueda de prensa con motivo del encuentro, en la que reveló que "durante la tercera semana de de agosto, Scholas Occurrentes está organizando un 'partido de fútbol interreligioso por la paz' que se realizará en Roma o Milán y en el que participarán jugadores famosos pertenecientes a diversos credos".

La religión hay que mostrarla, indicó Palmeyros, y precisó que “no se trata de un encuentro sincretista sino que antes del partido cada jugador indicará su convicción religiosa, y después todos vestirán la camiseta deportiva del equipo que le toque y jugarán el partido mezclados. Los jugadores serán principalmente judíos, musulmanes y cristianos”.

Scholas Occurrentes ha iniciado a construir, a partir de propuestas pedagógicas, deportivas y artísticas una red de escuelas y de educación, que logre una expansión lo más global posible aprovechando de las tecnologías existentes.

Se quiere mejorar la comunicación para lograr la inclusión de las comunidades de menores recursos, a través del compromiso de todos los actores sociales, explicó Palmeyros.

Durante la conferencia el otro director de la iniciativa, José María del Corral, indicó que el proyecto nació el 13 de agosto de 2013, con motivo del partido de homenaje de las selecciones de Italia y Argentina. “El papa Francisco sugirió que había que aprovechar el encuentro para lanzar esta iniciativa y nos convocó para llevarla adelante”, recordó.

Una iniciativa anterior da base a este proyecto, son las “Escuelas de vecinos”, creadas en Argentina, y que hoy cuentan con 3300 estudiantes, porque “lo que se busca es que todos aquellos que participan del proyecto educativo de un niño, familias incluidas, participen del mismo sin pasarse el fardo entre familia, escuela, medios”. Se trata de llegar a donde los sistemas de educación tienen dificultad a hacerlo y se entra en sinergía con otras fundaciones y asociaciones que trabajan en el área. 

El proyecto tiene muchas iniciativas, algunas en curso, como la propuesta que la red de internet urbana financie a las zonas menos favorecidas y uno de los puntos de fuerza es el vínculo de la educación con el deporte.

Experiencias concretas ya las hay en Argentina, El Salvador, Paraguay, y siempre indica la necesidad de crear condiciones sociales que favorezcan la educación.

“Tenemos invitaciones de diversos países para llevar el proyecto. A Paraguay fuimos en el marco de un partido. Hicimos la reunión con todos los actores educativos, unión de padres, etc. Pudimos unir y de allí surgió el capítulo de Paraguay Scholas, una propuesta concreta”.