'Un mensaje sencillo pero que expresa el compromiso que la Iglesia tiene hoy en Colombia'

Declaraciones del arzobispo de Barranquilla Jairo Jaramillo después de la audiencia con el papa

| 1301 hits

Por H. Sergio Mora

ROMA, martes 11 septiembre 2012 (ZENIT.org).- El arzobispo de Barranquilla, Jairo Jaramillo, entrevistado este lunes por ZENIT, después de la audiencia que el papa concedió en Castel Gandolfo a los obispos colombianos en visita ad limina, indicó que “El papa sabe que estamos en una labor de reconstrucción de una sociedad desde dentro de nuestra misión eclesial, por ello nos ha puntualizado los siguiente: la familia, la construcción de comunidades de Iglesia marcada por discipulados y el cuidado con los diversos ministerios en la Iglesia”.

El arzobispo ha subrayado que el papa les indicó “que en relación con la sociedad, hay que superar de una manera muy especial el tema de las víctimas y el de la violencia, seguir el camino de perdón y de la reconciliación. Es un mensaje sencillo pero que expresa el compromiso que la Iglesia tiene hoy en Colombia” añadió.

Sobre las palabras del papa ayer en el Angelus en las que pide sinceridad en la búsqueda del bien común, el arzobispo indicó: “La sinceridad no existe en estado puro pero sí como una voluntad de identificar la verdad en los acontecimientos, no aquellas filosóficas o doctrinales sino la verdad de los hechos. E identificar también en esa verdad que somos una nación, una patria y que más temprano que tarde tenemos que abrir el camino al perdón y a la sanación”.

Una dificultad muy grande en esa sinceridad necesaria es el narcotráfico y el dinero que le gira entorno, por lo que ZENIT le preguntó al purpurado sobre ello.

“Sí, es verdad el tema del narcotráfico está incluido en los cinco temas de las conversaciones”, indicó el arzobispo de Barranquilla. Y precisó: “El tema agrario en primer lugar; en segundo lugar la transformación de las FARC o grupos subversivos en movimientos políticos con participación electoral; tercero el desmonte del conflicto armado a través de un progresivo desarme y alto al fuego; cuarto, el desmonte del narcotráfico: un desafío muy grande, y la subversión tiene mucha parte pues la ha utilizado y lo ha aprovechado en alguna forma. En quinto lugar, están las víctimas lo que es el más complejo. Quiénes, cuándo, dónde, que razón van a dar de las víctimas y los secuestrados”.

En el encuentro del papa con los obispos en Castel Gandolfo, y del mensaje que ellos le hicieron llegar en las tres reuniones de la semana pasada, el purpurado indicó que “el papa puntualizó mucho la parte interna de la Iglesia más que el impacto social del mensaje. Y lo puntualizó porque estamos en unos tiempos en los que es muy urgente el testimonio claro, el signo claro especialmente de obispos, presbíteros sacerdotes, laicos, religiosos, agentes evangelizadores, esposos, etc. Puso las luces sobre e ese ser Iglesia en una sociedad que tiene que reconstruirse a través del perdón y la paz”.

Añadió que han invitado reiteradamente al papa, en las visitas de los grupos, el de Barranquilla, el de Cali y ahora el arzobispo de Medellín lo ha invitado para que coincida con la posible canonización de la Madre Laura Montoya

Concluyó respondiendo a ZENIT que encontró muy bien al santo padre. “El papa está siempre muy lúcido, sereno; su paciencia, dulzura y atención fija en cada persona y cada palabra”.