Un millón y medio de velas a favor de la vida en Zaragoza

Con motivo del IV Congreso Internacional Provida

| 2719 hits

ZARAGOZA, miércoles, 1 julio 2009 (ZENIT.org).- La Asociación El Teléfono por la Vida y el IV Congreso Internacional Provida, que se celebrará en Zaragoza del 6 al 8 de noviembre de 2009, han promovido la campaña “A toda vela”.

En ella se enmarca un acto en el que diez mil voluntarios encenderán un millón y medio de velas y recorrerán el espacio que separa el Auditorio y la plaza del Pilar de la capital aragonesa.


 
A cada voluntario se le asignarán 150 velas para que las vaya encendiendo y se forme así una gran cadena de luz en las aceras y plazas sin interrumpir el tráfico ni el normal discurrir de la ciudad.

Las velas permanecerán encendidas entre las diez y las doce de la noche del sábado 7 de noviembre, y serán recogidas por los propios voluntarios una vez terminado el acto.
 
Cada vela pretende recordar a cada uno de los niños y jóvenes de entre 0 y 24 años que faltan en España desde que se aprobó la ley del aborto en 1985, y también a sus madres.
 
Las personas que lo deseen pueden apadrinar cuantas velas quieran enviando sus donativos a las cuentas habilitadas al efecto, a través de un SMS al número 7745, con la palabra “VELA”, o con otras formulas que encontrarán en la página  www.actiweb.es/ATODAVELA.

Hasta el momento, se han apadrinado más de 3.300 velas. También se puede colaborar como voluntario.
 
El acto pretende llamar la atención sobre el beneficio que la presencia de esa juventud reportaría hoy a nuestra sociedad.

También recaudar fondos para el IV Congreso Internacional Provida (www.zaragoza2009.org) y para un proyecto de apoyo a las mujeres embarazadas en situación de dificultad.

"Para que ninguna se plantee el aborto y mucho menos por problemas económicos o por falta de apoyo”, indicó el presidente de El Teléfono por la Vida y miembro del comité organizador del congreso Antonio Gasós.
 
Esta iniciativa también quiere ser una llamada de atención al Gobierno y a la sociedad en general ahora que se han iniciado los trámites para aprobar una nueva ley del aborto.

Esta reforma, advirtió Gasós, “facilitará a la mujer la toma de una decisión que puede dejar secuelas negativas para toda su vida”.