Un niño indemnizado por un error en la esterilización de su madre

Comentario del doctor Henri Lafont de Médicos por el Respeto a la Vida

| 503 hits

ROMA, 25 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Un tribunal de Venecia ha condenado a un ginecólogo a pagar los gastos de alimentación y mantenimiento de un niño hasta que alcance la mayoría de edad, pues su nacimiento fue fruto de un error en la operación de esterilización de la madre.



La señora, que con dos hijos ya estaba satisfecha, había pedido al profesional que realizara una ligadura en de trompas. Al constatar el error, el médico le recomendó abortar, pero la mujer se negó.

Tras el nacimiento del niño, el 31 de diciembre de 1996, la mujer denunció al médico. El 22 de septiembre pasado la jueza Rita Rigoni, del Tribunal de Venecia, condenó al profesional a pagar algo más de 100 mil euros (92.782 euros por el daño sufrido y otros 11.492 para pagar los gastos del proceso).

En declaraciones concedidas a Zenit, el doctor Henri Lafont, presidente de la Asociación francesa de Médicos por el Respeto de la Vida y autor de varios libros sobre bioética, explica que la sentencia pone al niño en una situación psicológica «preocupante».

«Sabrá que no ha sido verdaderamente deseado», y por eso ha sido indemnizado, aclara el doctor Lafont. «Este aspecto posiblemente no ha sido contemplado por el tribunal, ni siquiera por la madre, que al parecer no atravesaba una situación material crítica».

El abogado del médico había argumentado que, si la mujer no quería el niño, podría haber abortado. Ahora bien, el argumento fue rechazado con decisión por el presidente del Colegio de Médicos de Italia, afirmando que «recurrir al aborto como alternativa a la esterilización es inaceptable».