Un obispo acusa al gobierno de Haití de adoptar el «modelo cubano»

La Iglesia y países occidentales denuncian el fraude electoral

| 922 hits

PUERTO PRINCIPE, 21 julio (ZENIT.org).- Uno de los nueve obispos católicos de Haití ha acusado al gobierno de adoptar el modelo de Cuba para imponer un estado totalitario en el país.



La Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, los principales donantes de Haití, ya habían amenazado la semana pasada con retirar sus ayudas al país si no son convocadas nuevas elecciones para los 10 escaños senatoriales que según los obispos fueron cedidos ilegalmente al partido del ex presidente Jean Bertrand Aristide, Familia Lavalas, que controla el Senado.

El obispo Guar Poulard, vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de la nación caribeña, dijo que se siente «triste porque el gobierno haitiano se rehusa a abrirse al diálogo con importantes sectores, tanto nacionales como internacionales, que han criticado las elecciones».

«El actual gobierno de Haití está tratando de adoptar el régimen totalitario cubano como un modelo», declaró en Jacmel, sede de su obispado, pero también plaza fuerte de Aristide, en el suroeste del país.

El primer ministro Jacques-Edouard Alexis reiteró ayer su determinación de seguir adelante a pesar de las objeciones. «Haití es un país soberano», dijo a los alcaldes elegidos en las votaciones consideradas como fraudulentas. «Vamos a seguir adelante» pase lo que pase.

Todavía no se han anunciado oficialmente los resultados de las elecciones legislativas del 9 de julio. No obstante todo parece indicar que Aristide ganó el control de la legislatura y la mayoría de los consejos urbanos y rurales susceptibles de proporcionarle nuevamente una influencia decisiva en los próximos años.