Un obispo alerta sobre la situación de Sudán

Toda la región puede “hundirse en la violencia”, según monseñor Hiiboro

| 2105 hits

YAMBIO, martes 5 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- Según monseñor Edward Hiiboro, obispo de la diócesis de Tombura-Yambio, en el sur de Sudán, su país y toda la región corren el riesgo de “hundirse en la violencia”.

A pocos meses del referéndum sobre la independencia del sur de Sudán, previsto para enero, el prelado explicó a la asociación caritativa Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) la situación del país, confesando que es necesario “tocar las campanas de alarma”.

“Hay una amenaza real e inminente a la seguridad del pueblo de Sudán y de toda la región”, afirmó, a raíz de los informes de violencia cometidos por los rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor (Lord's Resistance Army, LRA), con base en Uganda.

El prelado teme que el referéndum pueda provocar un desastre.

Como “garante” del Acuerdo Comprensivo de Paz (ACP) 2005 que puso fin a una guerra civil que ensangrentó Sudán durante décadas, afirma, la comunidad internacional debe intervenir para evitar un ulterior estallido de la violencia.

“Si va bien, el referéndum traerá la paz a un país que ha sufrido casi cinco décadas de una guerra civil brutal, pero si no es así, Sudán se hundirá en la violencia y en la estabilidad, que implicarác a toda la región”, observó el obispo.

“Los garantes del ACP – sobre todo Gran Bretaña, la Unión Europea, Estados Unidos, Naciones Unidas y toda la comunidad internacional – deben demostrar una renovada voluntad política de aumentar su compromiso no sólo hasta el referéndum, sino en los próximos meses y años de transición”.

Monseñor Hiiboro y otros obispos han advertido en muchas ocasiones sobre la falta de compromiso por parte de los políticos sudaneses con las directrices del pre-referéndum, como el registro de los votantes, la implicación de varias facciones políticas y de varios grupos, y el aumento de la conciencia entre las personas sobre el voto y sus implicaciones.

El miedo es que, más que trabajar de cara a un acuerdo de paz a largo plazo, algunos grupos y facciones políticas se estén preparando para el conflicto, con el riesgo de volver a la guerra civil que ha provocado más de 2,5 millones de muertos.

Monseñor Hiiboro teme también que, para los cristianos, un Sudán aún unido – con la dirección política del régimen islamista del Presidente Omar al Bashir – signifique una vuelta a la intimidación y a la persecución de los no musulmanes.

“Hemos sido testigos de actos de una violencia y de un desprecio inimaginables para el género humano”, confiesa el prelado.

“¿Cómo podemos hablar de un referéndum pacífico sin recordar con preocupación la persistente persecución de los cristianos que Sudán ha experimentado?”

El obispo sudanés será huésped de honor en un acto organizado por Ayuda a la Iglesia Necesitada, el próximo 16 de octubre en Londres. Presidirá una Misa en la catedral de Westminster y pronunciará un discurso en la sala de la catedral.

Participará también en otros actos organizados por AIN en Escocia: en la catedral de St Mary en Edimburgo el 17 de octubre, y en la iglesia de St Simon en Glasgow al día siguiente.