Un sacerdote argentino pide ser suspendido para meterse en política

| 902 hits

BUENOS AIRES, 12 dic 2000 (ZENIT.org).- La diócesis argentina de Quilmes ha publicado un decreto oficial por el cual el obispo, monseñor Jorge Novak, autoriza al presbítero Luis Angel Farinello a «participar en calidad de candidato a un cargo legislativo nacional en las próximas elecciones», y lo hace cesar «en toda la


responsabilidad de carácter pastoral a partir del momento en que se haga pública su candidatura y por el tiempo en que, de ser elegido, dure su mandato».

La noticia fue confirmada ayer por la agencia católica de noticias AICA.

En virtud del canon 904 del Código de Derecho Canónico, la medida del obispo sólo autoriza al sacerdote a «celebrar la Eucaristía sin asistencia de fieles», y lo exhorta a «atenerse en todo momento a su condición de bautizado y de clérigo, defendiendo irrestrictamente la plena vigencia de los valores evangélicos y de las enseñanzas del Magisterio Eclesiástico y la doctrina social de la Iglesia, particularmente las relativas a los derechos humanos, que incluyen el respeto a la vida desde el instante de la concepción, la educación, el matrimonio y la familia, y la opción por los pobres, así como de evitar toda actitud que lesione la comunión eclesial».

La disposición de monseñor Novak obedece a una petición presentada por el padre Farinello, quien le informó que pretende participar como candidato a un cargo legislativo por el denominado Polo Social, en las próximas elecciones nacionales.

El sacerdote también solicitó una licencia en el ejercicio del ministerio presbiteral y que se le permitiera celebrar misa de modo privado.