Un sacerdote contra la pederastia en Internet

Entrevista con el padre Fortunato Di Noto, fundador de Teléfono Arco Iris

| 1095 hits

ROMA, 30 agosto 2001 (ZENIT.org).- Ha provocado profundo horror en Europa el nuevo descubrimiento de sitios pederastas en Internet, realizado por Teléfono Arco Iris, una asociación fundada por un sacerdote italiano, el padre Fortunato Di Noto, que desde hace cinco años informa a las autoridades civiles y judiciales sobre la presencia de organizaciones criminales en la red informática.



En esta ocasión, el sacerdote ha entregado documentación de cientos de fotos de 23 niños de entre nueve meses y dos años abusados sexualmente y torturados. El ambiente de las fotografías parece indicar que las instantáneas se han realizado en Italia.

El sacerdote, que en estos cinco años ha recibido numerosas amenazas contra su vida, ha entregado las pruebas de estos sitios de Internet a la justicia italiana y al servicio estadounidense «Missing Children», que tiene un archivo de niños desaparecidos.

En esta entrevista, el fundador de Teléfono Arco Iris explica detalles de esta plaga que ha encontrado nuevas posibilidades de negocio en Internet.

--Zenit: ¿Cuál es la situación de la pederastia en Internet?

--Fortunato Di Noto: Creo que, llegados a este punto, nos encontramos más allá de lo que uno se podía imaginar. Me quedo sin palabras ante el último descubrimiento. Como hombre, como sacerdote --créame-- me siento verdaderamente mal, incluso desde un punto de vista físico.

Creo que todo esto debería ser visto por todo el mundo: debería verse este horror, este ensañamiento casi sacrificial contra estos niños. Creo que estos inocentes quieren que nosotros les demos voz: que se den actos políticos, sociales, compromisos importantes para frenar este fenómeno que parece haber entrado en la vida normal. ¡No hay nada normal en todo esto! No se puede tolerar que, en el año 2001, haya todavía millones y millones de niños que estén sometidos al tráfico más vergonzoso por parte del mundo adulto.

--Zenit: ¿Se siente solo en esta batalla?

--Fortunato Di Noto: La conciencia pública está creciendo. Hay muchos padres y madres que están de nuestra parte, al igual que muchos estupendos policías y jueces. Lo importante es no detenerse en los meandros burocráticos, y realizar una acción concreta y bien orientada.

Le pongo un ejemplo: es inconcebible que todavía hoy, en el año 2001, se hable de comisiones rogatorias internacionales, especialmente cuando se trata de crímenes contra la infancia.

Creo que es necesario lanzar una nueva estrategia política y, por qué no, también judicial e internacional que permita una capacidad de intervención mucho más rápida, que ponga en primer lugar la dignidad del hombre.

--Zenit: Pero, ¿quién está detrás de todo esto?

--Fortunato Di Noto: Creo que detrás están verdaderamente estructuras que ganan enormes cantidades de dinero vendiendo la piel de estos niños. Un sitio pederasta pornográfico llega a ganar al año varios millones de dólares al año.

El negocio pederasta pornográfico, según fuentes del FBI, alcanza los 10 mil millones de dólares al año. ¿Quién está detrás de casi esta cifra descomunal de dinero? Organizaciones criminales, organizaciones económicas que utilizan incluso las imágenes de niños y su misma vida.