Un sector del cristianismo en expansión

Aumenta el número de pentecostales y carismáticos

| 986 hits

WASHINGTON, D.C., domingo, 29 octubre 2006 (ZENIT.org).- El pentecostalismo y otros movimientos carismáticos similares están entre los sectores de crecimiento más rápido del cristianismo mundial. Así lo afirma un estudio sobre diez países publicado por el «Pew Forum on Religion and Public Life». Este organismo de investigación -con sede en Washington D.C.- publicó el estudio el 5 de octubre.



Según el mismo, se cree que cerca de un cuarto de los 2.000 millones de cristianos del mundo son miembros de grupos pentecostales y carismáticos, que hacen hincapié en el papel activo del Espíritu Santo en sus vidas diarias.

El estudio se basa en encuestas al azar llevadas a cabo en los Estados Unidos; Brasil, Chile y Guatemala en América latina; Kenia, Nigeria y Sudáfrica en África; y la India, Filipinas y Corea del Sur en Asia.

Los resultados confirman un error en las predicciones sobre el descenso en la religión, comenta en el prefacio Luis Lugo, director del «Pew Forum on Religion and Public Life». “Hablar de ‘secularización’ y de sociedad ‘post-religiosa’ ha llevado a un renovado reconocimiento de la influencia de la religión en la vida social y política de la gente”, escribe.

Un ejemplo es el pentecostalismo. Nació hace sólo un siglo y ahora está sólo por detrás del catolicismo en número de seguidores, observaba Lugo. En América latina, los pentecostales cuentan ahora con cerca de tres de cada cuatro protestantes, según el «World Christian Database».

El «Pew Forum» observaba que en su estudio el término “pentecostal” se usa para describir a los miembros de una serie de diferentes grupos: desde las Asambleas de Dios (o Iglesia de Dios en Cristo), que fue fundada hace un siglo, a los más recientes, como la Iglesia Universal del Reino de Dios de Brasil.

El concepto de carismático, sin embargo, es mucho más difuso. Muchas de las personas englobadas en esta categoría pertenecen a las Iglesias protestante, católica y ortodoxa; se definen a sí mismos como carismáticos pero permanecen dentro de sus respectivas Iglesias.
El estudio utiliza en general el término “renovación” para referirse a pentecostales y carismáticos como grupo. En algunos países el número de miembros de la renovación alcanza niveles altos.

Sumando números

En los Estados Unidos, los miembros de la renovación suman el 23% de la población –5% pentecostales y 18% carismáticos. En Brasil es casi la mitad de la población, con un 15% que se consideran pentecostales y un 34% carismáticos. En Guatemala el total alcanza el 60%, formado por un 20% de pentecostales y por un 40% de carismáticos.

Kenia tiene el número más alto de pentecostales: suman un tercio de la población. Los carismáticos comprenden otro 23% del total. Filipinas también tiene un elevado número de miembros de la renovación: los carismáticos suman el 40% de la población; los pentecostales, el 4%.

No obstante, no todos los países estudiados tenían niveles tan altos de los dos grupos. En la India, por ejemplo, el número combinado sólo sumaba el 5% de la población. Nigeria, con un total del 8%, y Corea del Sur, con un 9%, estaban en la parte inferior de la escala.

En general los carismáticos son con mucho el grupo más amplio, con excepción de Kenia y Nigeria. Los números de los pentecostales son generalmente más altos en América Latina y África que en los Estados Unidos o Asia.

En 6 de los 10 países de la encuesta de «Pew» se halló que los números unidos de pentecostales y carismáticos suman la mayoría de la población protestante general. De hecho, en cinco países –Brasil, Chile, Guatemala, Kenia y Filipinas– más de dos tercios de los protestantes son pentecostales o carismáticos.

Hablar en lenguas

Las encuestas encontraron una serie de características de las experiencias y prácticas religiosas de los miembros de la renovación:

-- Son generalmente más fervorosos en su práctica religiosa. La gran mayoría de los pentecostales afirman que asisten a servicios religiosos al menos una vez a la semana. La mayoría de los carismáticos en cada país -excepto en Brasil y en Chile- también afirman que asisten a la iglesia al menos una vez a la semana. Estos niveles son en general más alto que los de otros cristianos. Los miembros de la renovación también están a la cabeza respecto a otros cristianos en prácticas como la oración diaria y la lectura de la Biblia.

-- El uso de los medios, especialmente de la televisión y la radio, para reforzar su fe religiosa es común entre los miembros de la renovación, especialmente entre los pentecostales en los Estados Unidos, América Latina y África, donde al menos la mitad afirma que lo hacen más de una vez a la semana.

-- En 7 de los 10 países examinados al menos la mitad de los pentecostales afirman que los servicios de la iglesia a los que asisten con frecuencia incluyen a personas que practican dones del Espíritu Santo como hablar en lenguas, profetizar y rezar por curaciones milagrosas. Estos aspectos son menos comunes entre los carismáticos.

-- Aunque muchos afirman que asisten a servicios religiosos donde hablar en lenguas es una
práctica común, unos pocos afirman que ellos mismos lo hacen con cierta regularidad. Además, en 6 de los 10 países encuestados, al menos el 40% de los pentecostales dicen que nunca han hablado en lenguas.

-- En los 10 países examinados, la gran mayoría de los pentecostales dice que han experimentado personalmente o han sido testigos de curaciones divinas de una enfermedad o dolencia. En 8 de los países la mayoría de los pentecostales dicen que han recibido una revelación directa de Dios.

-- En 7 de los 10 países los pentecostales dicen haber experimentado personalmente o haber sido testigos de cómo un espíritu diabólico o maligno era expulsado de una persona. En general los carismáticos informan menos de haber sido testigos de este tipo de experiencias.

-- En 8 de los 10 países examinados, la mayoría de los cristianos que no pertenecen a la renovación creen que la Biblia es la palabra de Dios y se debe tomar al pie de la letra. Este punto de vista es incluso más común entre los pentecostales.

-- Los pentecostales también destacan, especialmente al compararlos con los cristianos no miembros de los grupos de renovación, por sus puntos de vista sobre la escatología. En 6 países, al menos la mitad de los pentecostales creen que Jesús volverá a la tierra durante el trascurso de su vida. Y más del 80% en cada país creen en “el éxtasis de la Iglesia”. Con esto se refieren a la creencia de que antes de que el mundo llegue a su final los fieles serán rescatados y llevados al cielo.

-- Los pentecostales también hacen un gran esfuerzo por extender su fe. En 8 de los 10 países, la mayoría dicen compartir su fe con no creyentes al menos una vez a la semana. Los carismáticos tienden hacerlo menos.

-- Al menos el 70% de los pentecostales de cada país, con excepción de Corea del Sur, creen que la fe en Jesucristo representa el camino exclusivo a la salvación eterna.

Fe y política

El estudio de «Pew» también dedicaba una sección a analizar las implicaciones políticas del creciente número de pentecostales y carismáticos. Muchos de los entrevistados afirmaban que es importante que los líderes políticos posean firmes creencias cristianas.

El estudio describe los puntos de vista morales y sociales de los pentecostales como “conservadores” en una serie de temas, como la homosexualidad, el aborto, el sexo extramarital y el divorcio.

En general, la mayoría está de acuerdo con la afirmación de que la Iglesia y el Estado deberían estar separados. No obstante, una importante minoría está a favor de la idea de que el gobierno debería dar pasos para asegurar que su Estado es un país cristiano.

No obstante, aunque están de acuerdo en que las personas religiosas y los grupos religiosos deberían ser activos en política, relativamente pocos pasan mucho tiempo discutiendo de temas políticos. Se concentran principalmente en sus prácticas religiosas –con resultados que se extienden con rapidez.

P. John Flynn